Quiso escapar de la Policía pero fue perseguido por algo peor

La imagen fue detectada por un dron y rápidamente se viralizó. Un hombre escapó de la Policía y se metió en el mar con el objetivo de escapar. Y lo logró. Pero fue perseguido por algo mucho peor.
Según consignó Infobae, Zachary Kingsbury fue arrestado por un efectivo policial que le hizo bajar la velocidad de su auto y bajar la ventanilla para que le entregue una serie de documentación. Ocurrió en Carolina del Norte (Estados Unidos).
El muchacho se dio cuenta que iba a ser arrestado debido a que llevaba un paquete sospechoso. Por este motivo no tuvo mejor idea que escapar de una manera muy peculiar. Zachary corrió, y se metió en la playa de Surf City. En su desesperación por escapar y no se atrapado por la Policía el hombre se metió en el mar. Y nadó.

Algo peor.
Kingsbury comenzó a nadar y nadar. Logró hacer un kilómetro y de esta forma evadió a la Policía. Pero no todo fue color de rosa. Cuando logró escapar de los agentes, el muchacho comenzó a ser perseguido por un tiburón. Lo que era una operación de persecución se convirtió, de esta forma, en una operación de rescate.
El procedimiento duró dos horas aproximadamente. Participaron los integrantes de la Guardia Costera, y del Departamento de Bomberos que lograron sacarlo del agua. Una vez afuera, lejos del tiburón, Zachary fue arrestado: no pudo escapar de la ley.