Reasignan partidas por $6 millones para que el municipio pueda pagar el aguinaldo

En una agitada sesión del Concejo Deliberante, el oficialismo del Frepam pidió el ingreso del proyecto del Ejecutivo para que se autorice la reasignación de seis millones de pesos de las tasas especiales para ser redirigida a la partida de Personal. Esto significa que con ese dinero la Municipalidad pueda pagar sueldos y el medio aguinaldo. La medida se aprobó por unanimidad. Antes, los empleados municipales habían realizado una ruidosa manifestación tanto adentro como afuera del recinto del CD.
Se estableció así que “los ingresos por tasa de habilitación, inspección e higiene de los supermercados totales e integrales se afectarán a una cuenta especial denominada de promoción y reconversión económica. Algo similar con una tasa especial de obras y servicios con destino específico a la atención de los cementerios, espacios públicos, el control de fauna urbana y al área de control de tránsito de la ciudad de Santa Rosa. Y similar con la tasa especial respecto a lo recaudado por multas de tránsito.
Las partidas especiales referenciadas cuentan con un saldo remanente de 6 millones de pesos, “reasignados a la partida de personal para afrontar los salarios de los agentes públicos”.
La concejala frepamista Claudia Giorgis señaló que “eran claros los fundamentos y sin adelanto de coparticipación, con un municipio fundido y quebrado, sin prestar los servicios correspondientes y múltiples quejas, la necesidad del acompañamiento de la legislación es algo públicamente conocido”. E insistió con “el gran esfuerzo del Poder Ejecutivo municipal para llegar con este auxilio a reunir los 60 millones de pesos que insume, este mes, el pago de los sueldos”. Agradeció a los demás concejales el acompañamiento.
El concejal justicialista Araldo Eleno pidió la palabra y afirmó el deseo de acompañar la medida por la necesidad manifiesta, aunque lamentó las declaraciones del intendente Altolaguirre y solicitó una disculpa pública. Siguió Giorgis, que le respondió: “Me parece bien que el concejal reconozca los derechos de los trabajadores. Creo que asiste recordarle, porque no venimos de un repollo, que fue justamente nuestro espacio político el que luchó para que estos compañeros pasaran a planta porque su intendente, de su extracción y su línea política los tenía en negro desde hacía 15 años”. La silbatina en su contra no tardó en llegar: los empleados municipales colmaban el salón.
Taxis.
Finalmente, ya con un recinto más silencioso, se procedió a la votación de la nueva tarifaria de taxis, que implica que la bajada de bandera pasó de 14,19 a 17,09 pesos y cada ficha por cada 90 metros recorridos, de 0,82 a 1,03 pesos.

Compartir