Red Bull se tuvo que disculpar por filmar sin autorización en un templo budista de Indonesia

La compañía austriaca de bebidas energéticas Red Bull se disculpó públicamente en Indonesia por haber filmado sin autorización un anuncio de acrobacias en el templo de Borobudur, uno de los más antiguos y sagrados del país, indicó este jueves un directivo.
En un anuncio publicado en los periódicos nacionales del archipiélago del sureste asiático, Red Bull reconoció haber realizado “sin la autorización apropiada de las autoridades”, este video en el templo budista más grande del mundo, que data del siglo IX y está inscrito en el patrimonio mundial de la Unesco.
El video, en el que un célebre atleta salta entre las piedras sagradas, en Java central, provocó gran indignación en Indonesia, donde Borobudur es un templo venerado y un ícono nacional.
Las autoridades pidieron a Red Bull filmar un nuevo video explicando la importancia de la protección de sitios sagrados, declaró a la AFP Hilmar Farid, un responsable del ministerio de la Educación. (AFP)

Compartir