Renzi presentó su renuncia pero seguirá en el cargo hasta que se apruebe el Presupuesto

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, renunció hoy a su cargo tras su estrepitosa derrota en el referéndum de reforma constitucional celebrado ayer, aunque el presidente Sergio Mattarella le pidió que continúe en el cargo algunos días hasta que se apruebe el presupuesto del año próximo, informó la Presidencia italiana.
Renzi, de 41 y líder del Partido Democrático, anunció ayer que hoy iba a renunciar luego de que los italianos rechazaran ampliamente una reforma constitucional que proponía eliminar la función legislativa del Senado, entre otras cosas.
Luego de recibir a Renzi en el palacio del Quirinale, sede de la Jefatura de Estado, el presidente Mattarella dijo en un comunicado que el primer ministro le había ratificado que ya no seguía en su puesto, que había asumido en febrero de 2014.
Sin embargo, el mandatario le pidió que continúe al frente de la Jefatura de Gobierno hasta que se apruebe el presupuesto, algo que se prevé sucederá el viernes próximo.
“El presidente de la República, considerando la necesidad de completar el trámite parlamentario para la aprobación de los Presupuestos y eliminar riesgos en el ejercicio provisional, ha pedido al primer ministro suspender su dimisión para presentarla cuando se cumpla dicho procedimiento”, dijo el comunicado.
Renzi no hizo comentarios tras el encuentro, pero se espera que acepte el pedido de Mattarella, según la prensa italiana.
El premier llegó al Quirinale después de presidir una reunión de gabinete, o Consejo de Ministros, de apenas quince minutos en el que se despidió de su equipo de ministros.
La oficina del primer ministro informó en un comunicado de que durante el Consejo de Ministros Renzi, expresó “su intención de acudir al Quirinale para anunciar su dimisión”.
El primer ministro dimisionario mantuvo un encuentro de media hora con el jefe del Estado, y acto seguido salió por una puerta lateral del Quirinale y regreso a la sede del gobierno, el palacio Chigi.
Luego de que Renzi presente su renuncia de manera definitiva, Mattarella deberá optar entre un llamado a elecciones inmediatas, pedir al Parlamento la aprobación de una ley electoral y luego convocar al voto o pedir a alguna figura que encabece un gobierno hasta terminar el mandato de Renzi, previsto hasta 2018.
Los antieuropeístas Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga Norte exigen elecciones inmediatas, mientras que el partido conservador Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi, quieren que se apruebe una nueva ley electoral antes de convocar comicios anticipados. (Télam)