Rescataron a más de 5.000 inmigrantes en el Canal de Sicilia

Más de 5.600 personas fueron rescatadas hoy en el Canal de Sicilia mientras navegaban rumbo a Italia a bordo de 39 embarcaciones, en las que también fueron hallados los cuerpos sin vida de nueve personas, una cifra que evidencia la profundidad de la crisis de inmigrantes y refugiados que afecta a Europa, la peor desde la Segunda Guerra Mundial.
Hasta esta noche habían sido rescatados 5.648 inmigrantes, si bien se esperaba que la cantidad aumentara debido a que, según dijo la Guardia Costera italiana, los servicios de salvamento marítimo aún estaban auxiliando tres pateras en alta mar.
Además, se localizaron los cuerpos sin vida de nueve personas, siete de ellos en una misma patera.
Médicos Sin Fronteras, que ha socorrido a 2.000 personas en siete horas, detalló que una de las víctimas es una joven embarazada y “agotada por el viaje”, que perdió la vida inmediatamente después de ser socorrida por una de sus naves.
En el dispositivo de salvamento participaban barcos de los guardacostas italianos, la Marina Militar de Italia, del dispositivo comunitario EUNavforMed y varias organizaciones humanitarias, como Médicos Sin Fronteras y la maltesa MOAS, entre otros.
Entre los inmigrantes rescatados, las equipos de socorro tuvieron que evacuar de manera urgente a una mujer embarazada y a una niña en condiciones graves, que fueron hospitalizadas en un centro clínico de la isla de Lampedusa, en el sur de Ialia.

Oleada.
Esta nueva oleada de inmigrantes se produjo “en el primer día de mar tranquilo y decente” en una semana, ya que, según la Guardia Costera italiana, en los últimos días hubo oleaje en el mar y el tráfico migratorio se había reducido visiblemente.
Este aumento de las llegadas tuvo lugar el día en el que Italia recordó el “desastre de Lampedusa”, el naufragio ocurrido el 3 de octubre de hace tres años frente a esta isla, en el que murieron 366 inmigrantes.
La tragedia dio origen a la operación Mare Nostrum, un dispositivo de patrulla italiano impulsado en el Canal de Sicilia para prestar socorro a las pateras y tratar de evitar futuras catástrofes que, sin embargo, volvieron a repetirse.
Italia celebró hoy la Jornada Nacional en Memoria de las Víctimas de la Inmigración, y varias autoridades del país y una veintena de supervivientes acudieron al lugar del desastre para recordar a los fallecidos.

“Última llamada”.
El ministro del Interior, Angelino Alfano, señaló que “es un hecho que el naufragio de hace tres años era una tragedia italiana, y ahora es una jornada europea”, en alusión al incremento de los medios de salvamento procedentes de la Unión Europea.
No obstante, apuntó que “esta fecha sirve como última llamada para Europa, que no puede permanecer observando desde el balcón lo que ocurre en el Mediterráneo”, y exhortó a los países comunitarios a respetar los pactos de reubicación de refugiados.
De acuerdo con datos difundidos por el Ministerio Relaciones Exteriores italiano, durante 2016 los equipos italianos salvaron a casi la mitad de los inmigrantes localizados en el Mediterráneo central.
Alrededor de 25% de quienes llegan al país son mujeres y menores no acompañados, es decir, las personas más vulnerables. (Télam)

Compartir