“Sacrificamos miles de hectáreas con agua salada en pos de Buenos Aires y Río Negro”

El gobierno de La Pampa cuestionó la demanda presentada por Río Negro contra esta provincia por el cierre de un bañado al señalar que desde la década de 1980 sacrifica “miles de hectáreas con agua salada en pos del beneficio de las provincias de Buenos Aires y Rio Negro”.
Así lo revelaron hoy fuentes del Ejecutivo pampeano tras conocer la intención de Río Negro de llevar a juicio a esta provincia por el llamado Tapón de Alonso, bajo el argumento de que puede derivar salinización hacia el río Colorado.
En ese sentido, las fuentes recordaron que “en 2007 el Tapón de Alonso fue abierto como una manera de atender los reclamos de los productores de la zona y se colocaron compuertas, que para esta fecha han desaparecido dado que nunca más se mantuvo la obra”.
Si bien se espera que el lunes el gobierno pampeano exponga en conferencia de prensa su postura sobre el tema, los informantes remarcaron que en la última reunión del comité que regula la cuenca
interjurisdiccional del río Colorado (Coirco) se comunicó a las provincias de Buenos Aires y Rio Negro que “el agua proveniente del Salado estaba cerca de Puelches y se pasaba por ese punto
llegaría al Colorado pronto”.
Los funcionarios pampeanos consultados señalaron que el llamado tapón de Alonso es un terraplén de aproximadamente 8 kilómetros de largo por unos metros de alto que “impide que el agua que pasa por el puente de Puelches tome el cauce del río Curacó, recorra unos 120 kilómetros y llegue al río Colorado”.
Y, respecto de la queja por la concentración salina aseveran que “la salinidad del Curacó hace aumentar la salinidad del Colorado de tal manera que lo torna casi inutilizable a los usos actuales
como agua para consumo humano de las localidades aguas abajo de Pichi Mahuida y la zona de riego de CORFO”, unas 140.000 hectáreas en territorio bonaerense.
Por eso, La Pampa reclama “el manejo conjunto de toda la cuenca más grande del país” y que “se forme el comité de cuenca involucrando así a las provincias de San Juan y Mendoza” para que “se
hable de la salinidad del Colorado completo aludiendo de esta manera al trasvase del río Negro al Colorado que fue aprobado por un tratado interprovincial y posterior a eso la provincia de Río Negro dicto una ley en contra del mismo”.