Restituyeron a la docente que no le habían renovado el contrato por padecer cáncer

Directivos de la Escuela de Gestión Privada 141 San Antonio de Padua, ubicada en la ciudad entrerriana de Santa Elena, que días atrás no renovaron el contrato a una maestra que padece una enfermedad crónica y necesita someterse a un tratamiento de quimioterapia, decidieron restituirla y le pidieron “perdón”.
“Decidimos asumir el error, restituir a la maestra en su cargo, pedimos perdón a la docente y esperamos que puedan retomar la confianza en la escuela”, aseguraron mediante un comunicado desde la institución, que pertenece a la orden de las monjas Antonianas.
Esta semana los mismos directivos decidieron no renovarle el contrato a la docente de la sala de 5 años Vanesa Benítez, quien necesita trabajar y su obra social para poder realizar el tratamiento de su enfermedad , y tras conocerse la decisión padres, estudiantes y docentes de todos los niveles se manifestaron frente a la escuela en repudio a la medida.
A través de un comunicado de prensa firmado por la presidenta de la seccional Hermanas San Antonio de Padua, Marisa Garone, expresaron que “se había tomado una decisión que no coincide con los valores que venimos pregonando, con el ideario, con el carisma ni con las opciones que veníamos haciendo como Institución en relación a nuestros hermanos más vulnerables”.
Autoridades “de la Congregación revisamos la situación con el equipo directivo y decidimos asumir el error y restituir a la docente en su cargo suplente, le pedimos perdón a la docente involucrada, al resto de los docentes y a la comunidad educativa toda”, precisaron.
“Esperamos -continúa el escrito- que puedan retomar la confianza en la escuela y acompañen a sus hijos para que asistan a clases con el mismo entusiasmo de siempre”.
Finalmente, esperan “poder reencontrarse con la docente al término de su tratamiento médico” ya que “la grandeza del ser humano está en reconocer el error y pedir perdón”. (Télam)