River – Estudiantes, empate en Parque Patricios

River Plate (16 puntos) no pudo con el líder Estudiantes de La Plata (23) que reaccionó en la segunda parte y alcanzó un buen empate (1-1), en uno de los partidos correspondientes a la novena fecha del torneo de Primera División, jugado en cancha de Huracán.
El conjunto ‘millonario’ se adelantó en el Tomás A. Ducó de Parque de los Patricios (hizo de local en ese escenario porque en el Monumental tocaban esta noche los Guns & Roses), a través de un penal convertido por Lucas Alario (Pt. 43m.). 
Pero el elenco platense se recuperó en la segunda mitad, el DT Nelson Vivas acertó con los cambios y la igualdad llegó por intermedio de Carlos Auzqui (St. 13m.). 
Los dirigidos por Marcelo Gallardo arrancaron y plantaron base sobre campo adversario en los 45 minutos iniciales. Pero en el segundo período a River le faltó la determinación suficiente como para conservar la ventaja. Y el tanto del visitante terminó por desacomodarlo por completo. 
En el comienzo, River se plantó mejor en la zona central, con el tándem Arzura-Ignacio Fernández intentando prevalecer, mientras Gonzalo Martínez y Andrés D’Alessandro se erigían en los generadores que buscaban comenzar el desequilibrio. Pero los delanteros Driussi-Alario lucieron aislados y llegar a la valla del joven Daniel Sappa (de buen trabajo) no fue tarea común. 
Estudiantes, por el contrario, no necesitó tener tanto tiempo la pelota. El ‘Pincha’ se las arregló con Augusto Solari, yendo por derecha, y con Lucas Rodríguez, maniobrando por el centro. La más clara, de hecho, quedó para Estudiantes, con un cabezazo de Solari, que se estrelló en el travesaño. 
Aun cuando se mostraba más ambicioso, al equipo de Gallardo le costaba plasmar esa diferencia. A los 42m., el uruguayo Camilo Mayada se internó en el área y se dejó caer con un ligero empujón de Leandro Desábato. El árbitro Diego Abal cobró el penal pertinente y el atacante Alario lo cambió por gol, con un disparo al medio del arco. 
El técnico Vivas hizo una lectura apropiada en el entretiempo. Vio que su equipo no andaba firme en la recuperación y necesitaba dividir la posesión del balón para tener chances de dar vuelta la historia. 
Ingresaron Juan Manuel Cavallaro y Jeisson Vargas en lugar de Solari y Aguirregaray, respectivamente. Entonces, Estudiantes facturó en una de las primeras que tuvo en el segundo tiempo, a partir de una equivocación del paraguayo Jorge Moreira, a quien el cambio de perfil le jugó una mala pasada. 
Sobre los 11m., el hoy lateral izquierdo pagó en un cruce, el chileno Vargas mandó un centro venenoso y Auzqui metió un cabezazo abajo, arribando por detrás de todos. 
El gol neutralizó los embates de River que siguió penando por la falta de conducción de Martínez (se fue con una contractura en la parrilla intercostal). Y solamente dispuso de una situación más o menos convincente con un centro de Moreira que se cerró y se estrelló contra el travesaño (31m.)
Estudiantes apostó a mantener un resultado positivo (llegó a los 20 encuentros sin perder, con 14 triunfos y 6 empates) y se conformó con un empate que le permite consolidarse en lo más alto de la clasificación. (Télam)

Compartir