River perdió ante Vasco da Gama

River Plate perdió este sábado con Vasco da Gama de Brasil por 1-0 y quedó cuarto en la denominada Florida Cup de fútbol que se juega en los Estados Unidos, aunque la preocupación está centrada en la lesión que afecta al delantero Sebastián Driussi, que se retiró del campo de juego del Bright House Networks de Orlando con visibles muestras de dolor.
El único tanto del partido fue obra del mediocampista Nené, a los 29 minutos del segundo tiempo, mediante la ejecución de un tiro libre. El árbitro local Vincent Apple Chiarella sancionó una discutida falta cerca del área.
La lesión de Driussi se produjo apenas comenzada la segunda etapa, a los 10 minutos, cuando el goleador sintió un golpe en el empeine del pie derecho, que lo obligó a dejar la cancha.
Si bien el entrenador Marcelo Gallardo minimizó los efectos de la molestia y argumentó que solamente “se trata de un golpe”, el joven atacante exhibió evidentes síntomas de dolor, cuando fue reemplazado por el uruguayo Rodrigo Mora.
A la hora de analizar méritos de uno y otro, River fue más que su rival y no debió irse con las manos vacías. Sobre todo, en el segundo tiempo, en el que dispuso de -al menos- cuatro situaciones claras para marcar y las desperdiciaron.
Además, el árbitro estadounidense anuló dos maniobras que terminaron en la red (remates de Jorge Moreira y Lucas Alario) y que no parecieron posición adelantada.
La lesión de Driussi se suma a la grave molestia que afectó durante la gira en los Estados Unidos al mediocampista Denis Rodríguez, quien el jueves pasado se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda, en el partido con el San Pablo brasileño, que mañana dirimirá la final de este certamen internacional con Corinthians.
El plantel ‘millonario’ regresará el fin de semana a la Argentina. Y el miércoles 25 tiene previsto actuar en Mar del Plata, ante el local Aldosivi. Tres días más tarde, también en el estadio José María Minella, asumirá la primera edición anual del Superclásico con Boca Juniors. (Télam)