Rousseff se basará en una declaración de Temer para pedir la nulidad de su destitución

La ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff agregará una declaración de su sucesor, el actual mandatario Michel Temer, en la apelación que lleva adelante ante el Supremo Tribunal Federal (corte suprema) contra su destitución en juicio político, anunció este domingo su defensor.
“La confesión de Temer es un hecho nuevo que será incluido en el recurso de amparo que se está tramitando en el STF cuestionando la legalidad del proceso de juicio político”, dijo el ex ministro de Justicia y abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, en un comunicado citado por la agencia de noticias EFE.
Cardozo se refirió a una parte de la entrevista a Temer emitida el sábado por el canal TV Band.
En la nota, el mandatario afirmó que en 2015 el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, le confesó que aceptó abrir el juicio político a Rousseff porque la agrupación de ésta, el Partido de los Trabajadores (PT), no lo había apoyado en su intento de permanecer en el cargo.
Temer señaló que Cunha le dijo primero que iba a “archivar todos los pedidos de impeachment (juicio político) contra la presidenta” porque le habían prometido “los tres votos del PT en la Comisión de Ética” que entonces analizaba la participación del jefe de Diputados en el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.
“Al día siguiente veo las noticias diciendo que el presidente del PT y los tres miembros del partido rompían lo dicho y votarían en contra; más tarde, (Cunha) me llamó y me dijo: ‘Todo aquello que dije, no vale; voy a llamar a la prensa y dar inicio al proceso'” de juicio político, aseguró Temer.
El mandatario sostuvo que “si el PT hubiera votado por él (Cunha) en aquella Comisión de Ética, es muy probable que la señora presidenta continuara” en el cargo.
Según Cardozo, la declaración de Temer “es la prueba de que Cunha abrió el proceso por venganza”, argumento “suficiente” para anular la destitución.
“El STF tiene ahora la prueba de que no fueron las irregularidades fiscales las que llevaron a Cunha a aceptar el proceso de impeachment sino la venganza porque ella no cedió a sus chantajes”, añadió el abogado.
Rousseff fue sometida a juicio político bajo la acusación de que violó la ley de responsabilidad fiscal y destituida el 31 de agosto de 2016.