Sabrina González Pasterski: “La Einstein de 23 años”

Sabrina González Pasterski no tiene Facebook ni Twitter. No postea fotos en Instagram ni tiene tiempo para difundir su currículum vitae en LinkedIn. Tampoco usa smartphone, no toma alcohol ni fuma cigarrillos. Esto lejos de convertirla en una persona aislada, o fuera de “moda”, la transforma en una de las promesas mundiales que ayuda a cambiar y mejorar la vida de sus pares.
Cuando todo parece ir por el frívolo y sin sentido camino de las redes, Sabrina demostró que no es así y que la juventud que realmente vale la pena permanece horas y horas apostada estudiando, preparándose y trabajando para lograr una sociedad mejor. Aunque no salga mucho en los medios ni sea llamada a entrevistas.
A Sabrina la llaman “la Einstein de 23 años” en referencia al gran físico alemán Albert Einstein.
Es estadounidense, fabricó un avión con 9 años e hizo que volara con 14. Hoy, con solo 23, es considerada como una de las mentes más brillantes” del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) luego de graduarse con la nota más alta de la historia.
La joven estudiante (que realiza un doctorado en Física en la Universidad de Harvard) explora, en la actualidad, cuestiones como los agujeros negros, la relación espacio-tiempo y la naturaleza de la gravedad. Sus investigaciones, apuntan los científicos, podrían cambiar drásticamente la comprensión actual del universo y son semejantes a las que llevaron a cabo personajes geniales como Albert Einstein o Stephen Hawking durante sus años de juventud.
Lo que Sabrina hace hoy es actualizar su página (llamada PhysicsGirl) donde da a conocer sus logros, sus actividades y refleja parte de los trabajos en los que participa. “Prefiero que me conozcan por lo que hago y no por lo que no hago”, dijo públicamente una vez.
Hoy, le llueven ofertas de trabajo: Jeff Bezos, fundador de Amazon, y de la empresa aeroespacial Blue Origin, le guarda un puesto como así también la NASA. También recibió miles de dólares en becas de la Fundación Nacional para las Ciencias.

A Marte.
Sabrina tiene un proyecto personal muy claro: enviar una nave al espacio construida por ella misma y transportar pasajeros a Marte. “Se que suena inviable pero si trabajás todo puede ser posible”, afirma.
Los trabajos, las investigaciones, y las posteriores difusiones fueron consideradas por la reconocida revista Forbes, que la incluyó en la lista de los 30 mejores talentos menores de 30 años. “La Física es muy emocionante, es un trabajo sin horarios, cuando sientes que no puedes más descansas y cuando no, te dedicas a la física”, dice.
¿Quiénes son las influencias de Sabrina?. El físico y ganador del Premio Nobel de Física, Leon Max Lederman, el matemático y físico inglés, Freeman John Dyson y el químico, también ganador del Nobel de Química, Dudley Herschbach.
(Foto: La Vanguardia.com)