“Salir al encuentro del prójimo para ayudarlo”

El papa Francisco aseguró hoy que la “la auténtica conversión” que indica Jesús se da cuando “salimos al encuentro del prójimo para ayudarlo”, luego de que en la tarde de ayer visitara dos comunidades de ancianos como parte de los “signos de misericordia” del Año Santo.
“Cuántas veces también nosotros sentimos la necesidad de un cambio que implique a nuestra persona en su totalidad: La auténtica conversión se produce cuando experimentamos en nosotros el amor de Dios y acogemos el don de su misericordia”, aseguró este sábado el Pontífice en Plaza San Pedro.
“Cambiar de vida es ser un poco mejores. Un signo claro de que la conversión es auténtica es cuando caemos en la cuenta de las necesidades del prójimo y salios a su encuentro para ayudarle”, agregó durante la que fue la séptima “audiencia jubilar” que ofrece una sábado al mes en el marco del Año Santo que se extiende hasta el próximo 20 de noviembre.
En ese mismo marco, y dentro de los “viernes de la misericordia” que dispuso una vez al mes, Francisco visitó en la tarde de ayer la comunidad “Monte Tabor” que acoge sacerdotes con diversas dificultades, y la “Casa San Gaetano” que atiende a los sacerdotes ancianos de la Diócesis de Roma.
Francisco quiso manifestar su cercanía a los sacerdotes que no han podido participar físicamente del Jubileo de los Sacerdotes, realizado recientemente en Roma, pero “siempre están presentes en el corazón y en la oración del Papa”, aseguró el comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
En “Monte Tabor” se encuentran ocho sacerdotes provenientes de diversas diócesis que padecen de diversos malestares, junto a quienes participó de un momento de oración en la Capilla de la institución. 
Luego el Papa Francisco visitó a los sacerdotes ancianos de Roma en la “Casa San Gaetano” que acoge 21 sacerdotes, entre diocesanos y religiosos, algunos de ellos en grave estado de salud. 
El de ayer fue el sexto signo de misericordia realizado por el Papa en el marco del Jubileo: en enero visitó una casa de reposo de ancianos y enfermos en estado vegetativo; en febrero una comunidad de toxicodependientes; en marzo un centro de acogida de prófugos; en abril realizó la visita a los prófugos y migrantes en la isla griega de Lesbos; y en mayo visitó un centro de atención a personas con discapacidades mentales. (Télam)

Compartir