Saneamiento Ambiental: la Provincia y el municipio acordaron división de tareas

El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, el Ministro de Obras Públicas de la Provincia, Julio Bargero, el titular de la Administración Provincial del Agua, Julio Rojo, y el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Julio Cortina, se reunieron ayer para avanzar en la división de tareas entre la Provincia y el municipio para hacer frente a la emergencia ambiental de la ciudad. El Estado provincial ya destinó una partida de 20 millones de pesos para obras.
En este marco, se definió que la Provincia se encargará de la instalación de medidores que permitirán la micromedición del agua en los sectores que la Municipalidad considere más necesarios. Esto permitirá dos cosas: corregir las pérdidas que presenta el sistema diariamente e implementar el cobro del consumo real que hace cada vecino.
Otro de los puntos a los que se abocará la Provincia será la reparación de las bocas de registro de la red cloacal. En la actualidad, debido al alto grado de deterioro que presentan, ingresa agua a la red y se genera una suciedad mayor a la habitual. “Eso hay que corregirlo con obras, también tareas que abordaremos nosotros”, se comprometió Rojo.
La tercera tarea será bajar el nivel de la laguna Don Tomás, el cual “está al borde de no soportar un aporte mayor de lluvias, desagües pluviales o cloacas”, según explicó el titular del APA. Eso supondrá la realización de una obra de trasvase complementaria hacia el Bajo Giuliani, al sur de la ciudad capital. En forma simultánea se harán trabajos para hacer descender la napa freática y corregir los pluviales.
El Municipio, por su parte, se encargará de la renovación de las estaciones de bombeo que están funcionando en la actualidad en la planta de tratamiento de líquidos cloacales, y la construcción de un nuevo cuenco en el norte de la ciudad, así como las obras complementarias, que servirán para aliviar las inundaciones en los barrios Las Artes, Malvinas Argentinas y Villa Germinal.