Ofertaron fuegos artificiales por redes sociales y algunos negocios vendieron a pesar de la prohibición

HUBO MUCHA VENTA ILEGAL DE PIROTECNIA

El “delivery” es la nueva modalidad de venta para burlar la ordenanza municipal que prohíbe la comercialización de petardos y fuegos artificiales. APANI repudió a quienes incumplieron la normativa.
Pese a que en el mes de octubre fue sancionada la ordenanza que prohíbe en Santa Rosa la venta de pirotecnia, algunos vecinos parecen obstinados en ir contra la norma y, en las sombras de la ilegalidad, siguieron ofreciendo o demandando petardos y fuegos artificiales para las fiestas de fin de año. La semana pasada, cuando aún la ordenanza no había sido promulgada, algunos pillos aprovecharon para vender pirotecnia en puestos móviles ubicados en distintas zonas de la ciudad. Pero en los últimos días, con la ordenanza en plena vigencia, el negocio siguió. Bastaba entrar a cualquiera de los grupos de compra y venta de Faceobook para encontrar a más de un vendedor que, incluso reconociendo la ilegalidad de su actividad, ofrecía un servicio de “delivery”. “Tengo un puesto de pirotecnia en mi casa. Si alguien quiere, que me escriba”, publicó Juan en su perfil de Facebook.
Muy fácil fue también hallar clientes desesperados por un petardo y vendedores de localidades aledañas (en donde no está prohibida la venta) que ofrecían su mercadería. El éxito en las ventas pudo apreciarse apenas pasadas las cero horas en distintos barrios de la ciudad: el cielo se iluminó con fuegos artificiales y el sonido de las bombas de estruendo asustó a niños y animales. En las redes sociales también pudo verse el pedido de algunos santarroseños pidiendo recuperar a sus mascotas que, espantadas por los cohetes, abandonaron sus casas.
Más allá de compradores y vendedores, hubo quienes dejaron en claro su posición sobre la proliferación de pirotecnia y repudiaron a oferentes y potenciales clientes. Esta situación, destacable por sobre la ambición y el egoísmo de los dos grupos anteriores, habla de la conciencia que se ha generado en la ciudad (y en la provincia) sobre los efectos negativos del uso de pirotecnia.

Sancionada.
Este año, el Concejo Deliberante sancionó una ordenanza que prohíbe en todo el ámbito de nuestra ciudad la fabricación, venta, tenencia, guarda y/o depósito de elementos pirotécnicos. La medida fue resistida por la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales y la empresa Cienfuegos, pero a pesar de las advertencias el intendente Leandro Altolaguirre promulgó la norma y la puso en vigencia.
A pesar de la prohibición, (horas antes de que la ordenanza sea promulgada) durante la noche de Navidad se sintieron detonaciones en varias zonas de la ciudad. De hecho una de las organizaciones promotoras de la veda, la Fundación Vidanimal aseguró a LA ARENA que recibió varios reportes de mascotas extraviadas producto de la afectación que les provocó el ruido de los estallidos.
“Lo que pasa es que no hay quién controle esto. Si no existen los medios para que se cumpla con la ordenanza, va a pasar lo mismo que con otras tantas que no se cumplen. Hoy la población está enterada y aquellos que tiraron pirotecnia no sé dónde la habrá comprado”, dijo Alvarez días atrás.
El área municipal encargada de los controles del caso es la Dirección de Sanidad y Control de Actividades Económicas, que depende de la Secretaría de Hacienda, Abastecimiento y Producción.