Se hunden maquinarias cuando cosechaban

ZONA RURAL DE GENERAL PICO

Una de las postales habituales del sector agropecuario afectado por el exceso hídrico se volvió masiva a partir de la publicación de un joven trabajador rural de la zona piquense cuando en la mañana del lunes las maquinarias con las que estaban cumpliendo sus tareas se enterraron en el barro.
Para las 9 ya se había interrumpido la labor a realizar en el campo porque la cosechadora quedó atorada en la tierra húmeda. Se hundieron “la cosechadora, una tolva y los dos tractores”, aclaró Bautista Fuente a este diario al ser consultado.
El joven, que publicó fotografías en su cuenta de Facebook, indicó que se enterró una de las cosechadoras en el campo donde trabaja él a unos cinco kilómetros de esta ciudad cerca de la estación de servicio Shell que está en el acceso del suroeste. Y luego se encajó un tractor, y además ayudaron a tirar otra maquinaria enterrada en un campo vecino.
La situación se resolvió con el correr de las horas y para la tarde, con mucho esfuerzo, ya se habían podido extraer los rodados. “No hay piso”, aseguró Fuente. Sin embargo, la posibilidad de volver a tener este tipo de inconvenientes está presente cada día porque el exceso de agua es muy importante.
Imágenes similares publicó este diario con tractores, cosechadoras y otras maquinarias agrícolas hundidas en Hilario Lagos y otras localidades pampeanas.