Se larga el Rally Dakar

La edición 2017 del Rally Dakar, la novena en territorio sudamericano, abrirá hoy en Asunción del Paraguay con la primera de las 12 etapas de una competencia que transitará también por exigentes caminos de Bolivia y Argentina.
Los casi 500 competidores de las especialidades autos, motos, cuatriciclos y camiones, se trasladarán hoy desde la capital guaraní hacia Resistencia, Chaco, y luego tendrán por delante
especiales durísimos, algunos de más de 400 kilómetros y a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar.
Serán 454 kilómetros los que recorrerán los pilotos en el primer día de competencia, aunque apenas 39 de ellos eran contrarreloj, por lo que será un especial para comenzar a aclimatarse a las exigencias de la prueba, que por primera vez suma a Paraguay a su recorrido.
Las ausencias de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, campeones de ediciones pasadas en cuatriciclos, y la baja por lesión del salteño Kevin Benavides, la revelación en motos del último Dakar, supone una merma en las chances argentinas de llevar a un piloto nacional a lo más alto del podio en ceremonia de llegada frente al Automóvil Club Argentino, en Buenos Aires, el 14 de enero.
Sin embargo, otros competidores albicelestes como el mendocino Orlando Terranova, Juan Manuel Silva y Emiliano Spataro intentarán exprimir al máximo la experiencia absorbida en anteriores Dakar para terminar lo más adelante posible en el clasificador final, mientras que el debutante Facundo Ardusso hará sus primeras armas e intentará dar la sorpresa.
En camiones, en tanto, el cordobés Federico Villagra buscará demostrar que para nada fue casualidad su brillante actuación de 2016, cuando concluyó tercero.
Serán poco más de 40 los pilotos argentinos que participarán en la vigésimo novena edición del Dakar, situando a su bandera como la tercera más representada sobre un total de 59 países, detrás de Francia y Holanda.
Además, tendrá al competidor más joven de esta edición, Nicolás Amor, quien navegará el vehículo conducido por su padre Eduardo Amor, y a una de las nueve mujeres inscriptas, la rionegrina Alicia Reina.
El Dakar se mantendrá hasta el jueves en Argentina y luego desembarcará en Bolivia, donde se realizará el domingo próximo el día de descanso, en La Paz, y luego la complicada etapa maratón, donde los propios participantes serán los encargados de reacondicionar sus vehículos.
Luego, la caravana volverá a Argentina ingresando por Salta y descenderá hacia el sur hasta completar los cerca de 9.000 kilómetros que componen una competencia donde se pone en juego no sólo la resistencia física y psicológica, y la concentración extrema, sino también el talento y la ductilidad al volante.
Este será el segundo año en la historia del Dakar en la que los grandes desiertos, como los de Mauritania y Teneré, que lo vieron nacer en Africa, o el de Atacama y Perú, sus descendientes suramericanos, estarán ausentes en el recorrido.
Desde que la competencia desembarcó en Surámerica en 2009, obligado a dejar Africa por las amenazas del grupo extremista Al Qaeda, fueron cinco los países anfitriones: Argentina, Chile, Perú, Bolivia y ahora Paraguay, aunque sólo el nuestro lo recibió en todas las ediciones. (DyN)