Se negaron a declarar los padres de la beba muerta en Anguil

Los padres de la niña de Anguil que el lunes murió por causas aún no determinadas, se negaron a declarar hoy al mediodía, tal como había establecido la Justicia.
La Fiscalía a cargo de Marcos Sacco podría formalizar la acusación mañana.
Zoe, de un año y tres meses, fue atendida el lunes en la posta de Anguil y de allí derivada de emergencia al hospital Lucio Molas, donde falleció poco después. Las sospechas iniciales apuntaban a un posible caso de violencia, que será lo que deberán determinar los investigadores.
Inmediatamente la Justicia dispuso la detención preventiva de los padres, que desde entonces se encuentran alojados en dos dependencias policiales de Santa Rosa.
El caso movilizó ayer a parte de la comunidad de Anguil que reclamó Justicia en la plaza principal y frente a la comisaría local. Durante esa marcha, se supo que un hijo de la pareja había muerto años atrás, también por causas no establecidas fehacientemente.

Compartir