Se negaron a declarar los padres del niño que fue hallado encadenado a una silla y amordazado en su casa

Los padres del niño de siete años encontrado encadenado y amordazado a una silla en su propia casa en San Luis se negaron hoy a declarar ante la jueza Virginia Palacios.
La magistrada afirmó que la pareja continuará detenida y que ambos quedaron imputados por “abandono de persona doblemente agravada con privación ilegítima de la libertad”, mientras que en ocho días se les volverá a tomar declaración.
“Mi defendida se negó a declarar porque yo todavía no tenía acceso al expediente, así que en la prórroga de ocho días que concedió la jueza evaluaremos el material recolectado”, dijo Guillermo Salazar, abogado de la mujer.
El caso salió a luz este sábado cuando la policía provincial fue informada de la situación gracias a uno de los vecinos del menor que escuchó el llanto de la criatura y decidió llamar al 911.
Tras el aviso, los efectivos fueron a revisar la vivienda ubicada dentro de un complejo de departamentos en la calle Belgrano al 1600, en la capital provincial, y comprobaron que la puerta estaba cerrada con llave.
Según trascendió, los policías observaron a través de un ventiluz que en el interior de la casa se encontraba el nene, encadenado a una silla y amordazado con cinta de embalar.
“Estaba solo, encerrado. Había logrado sacarse la cinta transparente con la que le habían tapado la boca, y la tenía colgada en el cuello. Con el mismo tipo de cinta le habían atado las manos, hacia adelante. Y tenía una cadena a la altura de las rodillas”, contó el vecino que llamó al 911 al diario local La República.
El menor logró quitarse las cadenas y escapar de la casa por la ventana, con ayuda de los policías.
De inmediato, personal de la comisaria 4°ta en conjunto con la Comisaria del Menor detuvieron a los padres del niño y quedaron a disposición del juzgado del Crimen 3, a cargo de la jueza Palacios. (DyN)

Compartir