Se viene el TC

Hinchas de distintos puntos del país se instalaron a las afueras del Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay, a la espera de que se abran los portones para vivir este fin de semana la decimotercera fecha del Turismo Carretera.
La competencia de este fin de semana se espera con singular interés debido a que ya no se pueden desperdiciar puntos, el certamen se está definiendo. En la Copa de Oro lidera el santafesino Facundo Ardusso (Torino) con 88,5 puntos, escoltado por los arrecifeños Agustín Canapino (Chevrolet), con 84,5, y Luis José Di Palma (Torino), con 60,5. Más atrás se ubican el chaqueño Juan Manuel Silva, con 57, y el marplatense Christian Ledesma, con 57. En tanto que el ránking anual lo encabeza Guillermo Ortelli (Chevrolet).
Simpatizantes de distintos puntos del país comenzaron a arribar el pasado lunes a Toay. Autos, motorhome, casillas rodantes y camiones se estacionaron al costado de la cinta asfáltica, en el desvío que desemboca justo a los portones del trazado.
En ese lugar comenzó a palpitarse la fiesta. A medidas que pasan las horas la gente se va conociendo, se arman ronda de mates, se comparten facturas y tortas. Así surgen espontáneas amistades en torno a la gran pasión nacional, el TC, que reúne a miles de personas en cada presentación.
El paranaense Mariano Werner (Ford) y el saltense Guillermo Ortelli (Chevrolet) son los favoritos para este fin de semana, según lo que pudo saber LA CHUECA en un recorrido por el lugar en donde se realiza la vigilia. Luego los votos están repartidos entre varios pilotos, y como es obvio, Ford y Chevrolet son las marcas más elegidas.
“Acá somos de Werner y el “Gurí” Martínez, dijo el toayense Juan José Gómez, que está acompañado por su hijo Cristian y Mario Brizuela, otro vecino de esa ciudad, quienes llegaron el domingo a la noche.
“Nos vinimos para estar entre los primeros que entremos al trazado, y elegir el mejor lugar”, comentó Gómez.
“Nosotros somos de Mar del Plata e hinchas de Werner. Tenemos la bandera de Ford para que no queden dudas”, manifestó Juan Carlos Chaparro, que el lunes llegó a Toay acompañado por su esposa.
Chaparro, un jubilado de 70 años, comentó que el TC es su gran pasión. “Disfruto de las carreras, de viajar. Pienso ir a conocer el Parque Luro. Me gusta la espera, conocemos gente, pasamos muy bien. Se disfruta en familia”.
“Nosotros somos hinchas de Ortelli”, enfatizó Wálter Galante, de Chacabuco, apenas el cronista se acercó. Galante, su esposa Silvia y su hijo Agustín no dudaron en afirmar que la carrera la ganará el múltiple campeón oriundo de Salto, y que el trazado pampeano tiene una ubicación que permite ver la carrera sin problemas.
Al lado de los Galante se encontraba el macachinense Horacio Real, que estacionó con su combi Rastrojero 1979. “Yo también me inclino por Ortelli”, indicó Real, que se mostró orgulloso de pertenecer a una ciudad en la que surgieron destacados pilotos.
En la otra punta de las dos filas de vehículos que se armó, Carlos, de Buenos Aires, salió a caminar. Observa el autódromo de punta a punta e imagina la carrera del domingo. “En esta pista los Chevrolet pueden andar muy bien, pero me inclino por Werner. Ojo, hay que tener que cuidarse de Canapino”.

Los Sánchez, de la loca banda del TC
“Este circuito es de lo mejor del país”, dijo el medocino Paulo Sánchez, que junto a su esposa “Loly” esperan a que se abran las puertas del autódromo pampeano.
El matrimonio mendocino integra “La Loca Banda del TC”, oriunda de Charata, Chaco, la hinchada oficial de Juan Manuel “Pato” Silva.
“Aunque parezca mentira, esta banda es multimarca y la componen alrededor de 40 personas de distintos puntos del país”, dijo Sánchez, quien también admira a Mariano Werner. Mientras que “Loly” tiene como ídolo a Omar “Gurí” Martínez.
“Vinimos el año pasado, y no quisimos perdernos esta carrera. Este circuito es de lo mejor del país, nos sentimos muy cómodos en todo sentido”, indicó Sánchez, que armó una carpa al lado de su vehículo.
“Cuando entremos, vamos a desplegar una bandera en un lugar clave del circuito para que todos vean que somos de la banda, y nos comeremos varios asados con carne pampeana, que es la mejor”, enfatizó Paulo.