Sigue el paro bancario

TRABAJADORES PREPARAN NUEVAS MEDIDAS DE FUERZA PARA ESTA SEMANA

El martes y el miércoles se repetirá el cese parcial de actividades entre las 10 y las 13. El último viernes del mes, los trabajadores realizarán un paro nacional de 24 horas. Exigen una nueva negociación salarial.
La Asociación Bancaria volverá a la carga en los próximos días. En la última semana, más corta por el feriado del lunes, los trabajadores de los bancos decidieron no realizar medidas de fuerza, pero retomarán el plan de lucha con paros parciales los días 18 y 19 de octubre. La modalidad será la misma que llevaron a cabo en la otra semana, cuando pararon entre las 10 y las 13 horas de los días miércoles y jueves.
La Bancaria está adherida al plan de lucha que el gremio nacional está llevando a cabo en todo el país, en reclamo de la reapertura de las negociaciones paritarias. El sector había hecho un acuerdo salarial en el semestre pasado, el cual incorporó una cláusula según la cual, cualquiera de las partes podía pedir una paritaria para el segundo semestre, siempre y cuando la inflación lo hiciera necesario.

Reapertura.
Como era de esperarse, fue el gremio el que acudió al Ministerio de Trabajo de la Nación para solicitar la reanudación de la discusión salarial, pero hasta ahora no tuvo respuesta positiva por parte de las cámaras que reúnen a los propietarios de las entidades bancarias que operan en el país, tanto nacionales como extranjeras.
“Cuando se concluyó con la medida de fuerza anterior, se hizo una presentación nuevamente ante el Ministerio de Trabajo, con los puntos que seguimos trabajando. Ahí se anunció que en la última semana, por ser corta, no se iban a realizar medidas de fuerza, pero que las protestas se iban a reanudar a partir de la semana siguiente”, explicó Raúl Ibáñez, secretario general de la Asociación Bancaria de La Pampa en diálogo con LA ARENA.

Paro nacional.
Si la postura de las patronales no cambia, los bancarios ya tienen decidido que el viernes 28 de octubre realizarán un paro de 24 horas, el cual implicará el cierre total de los bancos en esa jornada.
Además de la reapertura de las paritarias, los bancarios protestan por “el impuesto al salario”, el nombre que le asignan al descuento que sufren en sus haberes por la aplicación del Impuesto a las Ganancias; por el “tarifazo” en los servicios aplicados por el gobierno nacional; en defensa de la banca pública; en contra de la “uberización” del sistema financiero y en defensa de los puestos laborales y el trabajo argentino.

Compartir