Secuestraron y mataron a un taxista en Capital

Los cuatro policías detenidos en las últimas horas por haber entorpecido la entrega de dinero de la familia de un taxista secuestrado y los captores, que derivó en la muerte de la víctima, fueron acusados por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
Fuentes judiciales informaron que los detenidos quedaron a cargo del juez federal Daniel Rafecas y la fiscal Paloma Ochoa, y si bien se presume que recién sean indagados el próximo lunes, podrían recuperar su libertad en las próximas horas.
Las fuentes consultadas por NA explicaron que el delito por el al se los acusa es excarcelable y en función de ello es que recuperarán su libertad.
En tanto, en las próximas horas la fiscal Paloma Ochoa determinará si impulsa la investigación contra los policías federales, el jefe de la División Anti secuestros y tres integrantes de la misma.
El hecho tuvo lugar el jueves cuando un taxista fue secuestrado en la Ciudad de Buenos Aires y por la noche se intentó su liberación a cambio del pago de un rescate de 200 mil pesos, pero se sospecha que los policías actuaron por su cuenta y se tirotearon con uno de los delincuentes.
El taxista apareció sin vida horas más tarde en tanto que un menor de 16 años quedó detenido como parte de la banda que llevó adelante el secuestro.
La víctima fatal fue identificada como Alberto Ascasubi de 65 años y los captores se habían puesto en contacto con los familiares para pedir esa suma de dinero.
Los delincuentes realizaron al menos diez llamados extorsivos en los cuales la presión aumentaba.
La familia del taxista había empezado a juntar esa suma, pero los efectivos de la División Antisecuestros de la Policía Federal les dijeron que no hicieran el pago.
La entrega del dinero se iba a realizar en La Matanza, pero cuando los delincuentes se enteraron de que el dinero no estaba en camino, decidieron ejecutar al taxista.

Compartir