Según CAME, diferencia entre precio en góndola y lo que recibe el productor agrario se multiplicó 5,5 veces

La diferencia entre el precio que pagó el consumidor en góndola por mercadería agropecuaria en agosto “se multiplicó 5,5 veces” respecto de lo que recibió el productor en el campo, reveló hoy un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Según el Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de CAME sobre una canasta de 20 alimentos agropecuarios, la pera, la manzana, y el limón, fueron los productos que mostraron mayor disparidad en su valor.
La entidad destacó que el IPOD aumentó en agosto 6 por ciento con respecto a julio, “cortándose tres meses consecutivos de mejoras”.
“El deterioro se explica por la fuerte caída de los valores al productor en algunos vegetales como el pimiento, la lechuga, la frutilla, la zanahoria, la manzana, la naranja y el brócoli,
principalmente”, precisó.
Asimismo, indicó que en la canasta ganadera relevada (huevo, carne de pollo, carne de novillito y leche), el IPOD en agosto trepó 6,2 por ciento frente a julio, y la brecha alcanzó a 3,59 veces.
El informe puntualizó que de los 20 alimentos agrícolas que integran la canasta del IPOD, en 7 aumentó el precio de origen, en 8 se incrementó el valor destino, y en 10 mejoró la brecha entre ambos valores.
Según el relevamiento, los productos con mayor diferencia entre el precio de origen y destino en agosto fueron: la pera, con una brecha de 13,6 veces, la manzana con una disparidad de 12,1 veces, el limón con una desigualdad de 10,5 veces, y la naranja con una desproporción de 9 veces, y la mandarina con 7,7 veces. (DyN)