Según expertos, la encriptación de los mensajes no es suficiente para garantizar la privacidad

La criptografía anunciada por servicios de chat como WhatsApp o Telegram no representa una “capa de invisibilidad” para garantizar la privacidad, porque los metadatos pueden mapear la red de interacción de los usuarios, advirtió hoy el especialista en seguridad de sistemas de la información Enrique Chaparro durante el congreso “Lavits”, sobre vigilancia y tecnología.
“La seguridad no existe en términos absolutos, solo existe en términos relativos al adversario. Por eso, se trata de medir qué herramientas uno va a usar respecto de cuál es su contexto real de seguridad. No es lo mismo un adolescente que quiera que sus padres no le vean los chats, que alguien a quien lo está vigilando una agencia de inteligencia”, explicó Chaparro.
El especialista brindó una charla sobre criptografía en el Simposio Internacional Lavits, que se celebra -por primera vez en Argentina- hasta el miércoles en el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551) de la Ciudad de Buenos Aires, para debatir sobre los nuevos paradigmas de vigilancia favorecidos por la tecnología.
Allí, Chaparro advirtió que la criptografía “no es magia ni representa una capa de invisibilidad” absoluta para garantizar privacidad y seguridad, sino que “es teoría de números”.
Estas declaraciones llegan un mes después de que Amnistía Internacional afirmara que tanto WhatsApp como Telegram son dos de las aplicaciones más seguras para comunicarse de forma privada justamente por los sistemas de encriptación que emplean.
El énfasis puesto por Chaparro en estas advertencias no tuvo como fin desmerecer la importancia de las técnicas de cifrado de datos, sino más bien recomendar a las personas que “no depositen toda su confianza” en estas tecnologías.
Frente a un público compuesto por cerca de 50 brasileños y argentinos provenientes de los campos de las ciencias sociales y las matemáticas, el especialista estuvo acompañado por Jacqueline de Souza Abreu, representante de la organización Internet Lab, y por Patricio Velasco Fuentes, de la ONG Derechos Digitales, en el marco de una exposición que duró una hora.
El Lavits, organizado por la Fundación Vía Libre y la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, ya contó con dos ediciones previas en Brasil y México.

“Mapear la interacción”.
Velasco y Chaparro coincidieron en la importancia de los metadatos ya que, en el contexto de una comunicación, pueden decir mucho más de una persona que el propio contenido cifrado.
“La importancia del cifrado es real. Pero enfocarse solo en los datos cifrados es un error. Los metadatos también son importantes porque permiten mapear toda la red de interacción de los usuarios (con quién se comunican, desde dónde)”, indicó Velasco.
Asimismo, consideró que teniendo en cuenta casos que se dieron en Brasil -donde la Justicia solicitó el bloqueo de WhatsApp por no querer colaborar con una investigación que violaba la privacidad de sus usuarios-, es necesario “hacer foco en la economía política de los países, más que en el aspecto técnico del cifrado”.
En este sentido, De Souza Abreu remarcó que el “bloqueo de aplicaciones es muy grave” porque tiene impacto en los derechos humanos, la economía y la infraestructura de Internet.
Así, luego de la charla, repartió a todos los asistentes un cuadernillo de una investigación que lleva a cabo a través de la plataforma Bloqueios.info, que reúne información sobre los procesos judiciales que pueden conducir a la suspensión de aplicaciones de Internet (sitios o apps) en Brasil.
En términos generales, Chaparro sostuvo que todavía las personas “somos poco conscientes de la seguridad, especialmente porque no percibimos las consecuencias de nuestras propias fallas de seguridad”.
Estas no tienen que ver con el ámbito penal -continuó-, sino con saber “hasta qué punto nuestra vida personal es expuesta con propósitos comerciales”.

“Espacio de intimidad”.
“El hecho de que te aparezca una oferta de zapatillas porque en algún momento navegaste por un sitio tratando de buscar cuál era el modelo de zapatilla que te gustaba, también tiene que ver con un contexto de preservar el propio espacio, el espacio de intimidad”, alertó Chaparro.
“No somos conscientes de hasta qué punto estamos regalando a intereses comerciales un montón de información sobre nosotros mismos que nos expone, o puede tener consecuencias en el futuro”, agregó, y remarcó que se trata de una falta de percepción de la importancia de mantener un entorno privado.
En suma, la disponibilidad de un concepto de herramientas tiene “que ver con su uso y contexto”, señaló Chaparro y agregó, como ejemplo, que “Tor (el navegador anónimo) no va a salvar sus vidas si no tienen otras condiciones de seguridad”. (Télam)

Compartir