Sembrarán 18 millones de árboles para combatir la contaminación en México

En Ciudad de México y su zona metropolitana serán sembrados 18 millones de árboles en un esfuerzo para combatir la contaminación, que meses atrás se disparó a niveles no vistos en 13 años, anunció este lunes la secretaría de Medio Ambiente.
Será una “reforestación histórica” que contribuirá a “consolidar el cinturón verde de la megalópolis”, dijo en rueda de prensa Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente.
La Ciudad de México y su zona metropolitana, una de las manchas urbanas más extensas del mundo, registró el 14 de marzo elevados niveles de contaminantes, lo que condujo a autoridades locales y federales a declarar una contingencia ambiental durante cuatro días, en los cuales se restringió principalmente la circulación de vehículos, estimados en unos 5,4 millones.
Pacchiano explicó que una serie de condiciones atmosféricas, entre ellas la ausencia de aire y el aumento de la temperatura, que en marzo alcanzó niveles récord al avanzar el termómetro 0,8 grados Celsius, hicieron que la temporada de concentraciones de ozono “fuera muy complicada”.
Otra medida anunciada por Pacchiano es la sustitución de 1.000 taxis con más de 10 años de antigüedad por vehículos híbridos en Ciudad de México y su vecino Estado de México, además de que se reforzará el programa de renovación del transporte de carga y de pasajeros.
En cuanto a las industrias, el funcionario explicó que se actualizarán 26 normas anticontaminantes para que sean más estrictas. De abril a junio, las autoridades ambientales anunciaron medidas anticontaminantes extraordinarias, lo que obligó a que los autos, sin importar su año de fabricación o que registren bajos niveles de emisiones, descansaran un día a la semana y un sábado al mes.
Desde el 1 de julio estas medidas fueron suspendidas pero se hicieron más estrictos los controles de emisiones contaminantes a los que deben ser sometidos los vehículos cada seis meses.
Según las autoridades, de los 5,4 millones de vehículos que circulan en la megaurbe, 14% tienen más de 23 años de antigüedad y carecen de convertidor catalítico, 22% son de 1994-2005 y tienen convertidores que deberían ser cambiados y 64% fueron comprados a partir de 2006 y tienen sistemas de diagnóstico a bordo (OBD), indispensable para que los autos puedan circular diariamente. (AFP)

Compartir