Senasa ratificó el bloque de la carne con hueso pampeana a la Patagonia

El director nacional de Sanidad Animal de Senasa, Ricardo Maresca, confirmó el bloqueo al asado pampeano. Según lo manifestado por el director al diario Río Negro, “Hay riesgo de introducir, en el hueso del asado, el virus de la fiebre aftosa. Está demostrado que cuando el animal muere, en la carne el grado de acidez aumenta y hace inviable al virus, cosa que no sucede con el hueso, en donde sigue activo”. Desde Senasa aseguraron que la negativa de ingresar carne con hueso a la zona de la Patagonia, donde no se vacuna, para mantener sin peligros esta región del país.
Meses atrás, el gobierno de La Pampa había argumentado, para solicitar el paso del asado hacia el sur, que “el hueso plano no transmite aftosa”. Por su parte, el gobernado Carlos Verna manifestó que “en los últimos 17 meses se interceptaron 500 kilos de carne para asado, si sacamos la cuenta de que se intercepta sólo el 10% de lo que se trafica, esto demuestra la cantidad de asado que ha ingresado al sur del Colorado y que no ha transmitido aftosa” y entendió que “hay intereses de los ganaderos que venden la carne y sobre todo de la cadena intermediaria, ya que en el Valle la carne cuesta el doble de lo que vale en La Pampa”.

Desacreditó.
El director de sanidad desacreditó los dichos del gobernador Verna, manifestando ante el medio rionegrino que “no hay distinción, el hueso no se define por plano, con médula o sin médula. No tiene nada que ver. Pasa que en el código de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) hablan de huesos largos y puede haber confusión, pero en el hueso el virus permanece viable”, dijo Maresca.
Senasa hizo un estudio, donde asumen que el nivel de riesgo no es alto, pero a pesar de esto, en el dictamen técnico que elaboraron advirtieron que aunque “sea bajo el peligro la decisión que se debe tomar es que en la Patagonia no entre carne con hueso”. Hasta tanto no se deje de vacunar en el resto del país y las autoridades determinen que el nivel de riesgo desaparece, no se va a permitir entrar con hueso al sur: “La infección por el virus, en los animales vacunados, puede mantenerse solapada, estar latente”, anunció Maresca.
Según lo dicho por el director, los países extranjeros que compran carne en la Patagonia argentina, no reconocen a las zonas libres con vacunación, “sobre todo Estados Unidos y la Unión Europea, nos podrían cuestionar y podría afectar la importación de productos desde la Patagonia”.
Si bien la zona fue reconocida por la OIE como libre de aftosa, faltan algunas inspecciones de Estados Unidos, Chile, la Unión Europea para que corroboren el estatus sanitario que logró el sur, aseguró el diario Río Negro.

Contrabando.
El director expreso que hay que respetar los requisitos y explicó que “los que hacen trampas para pasar y vender carne en Patagonia de manera ilegal, podrían perjudicar la exportación en todo el país”. “La Patagonia no tiene un impacto muy grande en el comercio internacional pero si ocurre un brote, por pequeño que sea, se caerían de inmediato todos los mercados del mundo. En Brasil, por un solo caso se cayeron todos los mercados y no pudieron importar por un tiempo. Para algunas enfermedades el impacto comercial es altísimo y hay que protegerse”, manifestó.

Compartir