Si el clima sigue igual, los mosquitos puede durar un mes

“Las fuertes y constantes lluvias que en muchos casos provocaron inundaciones, generaron la humedad necesaria para que sobrevivan los huevos, que las hembras de esta especie dejan en las orillas de las zanjas o en el borde de los charcos”, detalló el especialista del Conicet Nicolás Schweigmann.

En diálogo con Télam indicó que se trata de una especie de insecto que “no puede reproducirse en ámbitos peridomiciliarios y que están condenados a morir ya que no pueden reproducirse en el caso urbano”.

Sin embargo, el científico advirtió que “lo importante es que las autoridades fumiguen los parques y que los charcos no duren más de una semana, porque son el lugar donde ponen los huevos”.

El doctor en Ciencias Biológicas resaltó la importancia de “que se mantenga el pasto corto en los parques y plazas, ya que se esconden en la vegetación y eso aumenta su nivel de supervivencia”.

Con respecto a la duración de la invasión de los mosquitos, Schweigmann aclaró que “dependerá del clima: si el tiempo se mantiene como hasta ahora pueden vivir tres o cuatro semanas”.

En ese sentido, el especialista puntualizó que en un departamento el insecto puede vivir hasta una semana, mientras que en jardínes o patios dos semanas y en lugares del Conurbano o del interior de la provincia de Buenos Aires -donde predominan los campos- pueden vivir hasta un mes.

“Son normales las explosiones de poblaciones en los mosquitos”, aseguró y explicó que en la Argentina “hay más de 200 especies, de las que unas 30 habitan la ciudad de Buenos Aires”.

Así, los mosquitos que abundan en la Ciudad son de la especie “albifasciatus, una especie muy agresiva, sin hábitos domésticos y que por lo general es diurna y está en parques y plazas”, detalló.

Schweigmann destacó además que el mosquito invasor “no tiene parecidos con el aedes aegypti, ya que no trasmite dengue, zika, fiebre chikungunya ni fiebre amarilla”.

“Esta especie tiene una dispersión mucho más alta que el aedes aegypti”, señaló y aclaró que “sólo se reproduce en charcos y no en pequeñas cantidades de agua estancada, como el aedes”.

Si bien todos los mosquitos pueden transmitir enfermedades porque inyectan su saliva, esta especie sólo puede transmitir un virus relacionado con los caballos, pero según advirtió el especialista “el ganado equino está vacunado en el país bajo la supervisión y el control del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), por lo que no habría peligro de transmisión”.

“Es un mito que los mosquitos no puedan vivir en las bajas temperaturas, el albifasciatus o mosquito charquero, vive en lugares como Tierra del Fuego o hasta en el Perito Moreno”, aclaró Schweigmann.

Asimismo, los mosquitos no viven sólo en temporadas estivales, ya que cuando las temperaturas son bajas o la humedad no es óptima para nacer, los huevos depositados por las hembras sobreviven más de siete meses en estado latente, señaló.

Estos insectos pueden picar a través de la ropa, por lo que es necesario usar repelente sobre las prendas. Suelen atacar en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, aunque lo hacen más frecuentemente de día, completó.