Sigue el conflicto en el municipio

Esta mañana volvieron a escucharse bombos y cánticos en el ingreso a la Municipalidad como forma de protesta de un grupo de contratados separados del municipio por decisión del intendente Altolaguirre. Desde el gremio del SOEM aseguraron estar dispuestos a que los cesanteados sean reubicados en otros puestos dentro de la comuna.

Gustavo Montiel, del gremio de los trabajadores municipales, dijo esta mañana en Radio Noticias que en una reunión previa con el secretario de Hacienda, Luis Evangelista, el funcionario se mostró dispuesto a buscar una alternativa para darle solución a las 31 personas que quedaron sin contrato.
Montiel comentó asimismo que sigue en pie la oferta del gobierno provincial de cubrir los costos del municipio por mantener los contratos por dos meses, pero no hay seguridad de continuidad posterior. Esta opción, además, depende de las exigencias que la Provincia le ponga a Altolaguirre.
Por otra parte, deslizó la posibilidad de que los contatados sean reubicado en otros puestos, opción relacionada con el inminente fin de un contrato con una empresa privada de seguridad.