Sin filtro: “los Altolaguirre” hicieron mierda al partido

INTENDENTES ENOJADOS

Los intendentes de filiación radical salvaron, en sus respectivos territorios, el honor partidario y aunque no todos ganaron resultan los que mantienen al partido más o menos estable. Después de la derrota del domingo empiezan algunos a mostrar sus garras y preanuncian posturas muy críticas hacia la alianza con el PRO que les ha hecho perder socios en el Frepam y que tampoco sirvió para derrotar al peronismo.
Mientras el intendente de Embajador Martini, Ariel Bogino, dijo que como en la PASO “el gran perdedor es la UCR”, el jefe comunal de Villa Mirasol, Emilio Soncini, culpó “a los Altolaguirre” de una alianza que lo único que ha hecho es licuar la identidad del radicalismo.
“Acá tuvimos una elección normal para nuestra localidad, pero a nivel provincial se hizo presente el fuerte liderazgo del gobernador (Carlos) Verna y eso fue lo que inclinó la balanza”, dijo serenamente el jefe comunal de Embajador Martini, Ariel Bogino. Y rápidamente fue al hueso. “El gran perdedor de ayer es el radicalismo, cedimos un diputado y nos desdibujamos como partido detrás del macrismo, nos quedamos sin jugar. Eso ya lo dije en la PASO y se reiteró ahora”.
“No he tenido contacto con muchos, pero es muy posible que un porcentaje de radicales también se haya ido a otras fuerzas”, opinó luego y reiteró que “el gran mérito es del gobernador Verna, que se puso la campaña al hombro”.
Bogino analizó que “esta vez se hizo más fuerza, pero antes con el Frepam tampoco se le pudo ganar. La diferencia es que siempre tuvimos arriba candidatos radicales y ahora cedimos esos espacios”.
“La mesa del radicalismo tendrá que sentarse a analizar y tendrá que ver qué hace en el futuro”, tiró luego y recordó que a nivel nacional la UCR no es tenida muy en cuenta por el oficialismo en la toma de las decisiones.
Respondió que “a nivel local estamos bien y mantenemos una excelente relación con el gobierno provincial que siempre nos ha dado una mano, especialmente en los momentos más delicados y difíciles que pasamos durante la inundación”, concluyó.

“Los Altolaguirre”.
En Villa Mirasol, la coalición venció sin contratiempos al Partido Justicialista, esta vez por un margen menor a las primarias, según contó el intendente radical Emilio Soncini, que se mostró “contento, hicimos un buen trabajo y ratificamos en las urnas los resultados anteriores”.
Sin embargo, el “veterano” jefe comunal, siempre crítico de las alianzas y en especial de Cambiemos, no ahorró adjetivos para describir cómo se siente después de perder la provincia. “Estoy hecho pelota, otra vez el radicalismo es el gran perdedor. Cedimos el diputado y ahora estamos en manos de ellos, que nos van a manejar a su antojo”, se quejó. Responsabilizó directamente “a los Altolaguirre, que son lo que hicieron mierda todo, así de clarito”.
La referencia es a los hermanos Hipólito y Leandro Altolaguirre, el primero presidente del Comité Provincia y el segundo intendente municipal de Santa Rosa.
Indicó que “somos un grupo importante los que no estamos de acuerdo con esto ni con la manera en que los Altolaguirre rompieron todo el partido y en cómo los demás se entregaron mansos”.
Fustigó luego indicando que “son grupos de dirigentes a los que no les interesa el partido, sólo le importan sus intereses personales futuros”, y señaló entre ellos a “Martín (Berhongaray), que está con ellos y (Juan Carlos) Marino, que anda detrás de toda esta situación porque le interesa la gobernación en 2019”.
Soncini agregó que la situación a que han llegado “es una vergüenza” y añadió que “los que pensamos distintos somos varios y ya lo plantearemos más tranquilos un poco más adelante”.