Sin su bote para entrenar, el remero Brian Rosso explotó contra el Enard

Cansado de esperar que llegue su bote para que pueda competir en los Juegos Olímpicos, el remero Brian Rosso expresó su bronca contra quienes manejan este deportes en Argentina.
Desde Río de Janeiro, el cordobés publicó en su página de Facebook el siguiente reclamo: “Hoy le perdí todo el respeto al Enard y a la gente que responde por este deporte”.
El ENARD es un organismo de composición mixta (ámbito público y privado) administrado por el Comité Olímpico Argentino (COA) y la Secretaría de Deporte de la Nación. Ejerce la presidencia del Directorio Ejecutivo el pampeano Carlos Mac Allister, en su condición de secretario de Deportes.
El Ente gestiona y coordina apoyos económicos específicos para la implementación y el desarrollo de las políticas de alto rendimiento deportivo.
Rosso debe competir en la categoría single scull y se preparó para conseguir una medalla tras haber conseguido el boleto a Río en marzo.
Molesto, contó que “hace 9 días se llevaron los botes de Tigre, donde estuve 2 meses encerrado en un hotel entrenando y pensando en los Juegos”, pero explicó que al llegar a Brasil “no estaban”.
Rosso contó que de la bronca debió marcharse al gimnasio y se preguntó: “¿Cómo podía ser que teniendo la ventaja de estar al lado de Brasil podíamos perder ese plus. Tenía fe que por lo menos iban a llegar hoy, pero me tuve que subir de nuevo a la máquina”.
Además, el cordobés opinó que “la persona que decidió que los botes se transportaran de esta manera arruinó toda una preparación” y se quejó porque “no hubo un solo dirigente que me llamara para contarme qué está pasando o cómo se va a solucionar”.
“Creí que ésto era imposible en un Juego Olímpico. Todos se encargan de decirnos lo que tenemos que hacer pero ni uno es capaz de asumir la responsabilidad de ésto, todos se pasan la pelota”, cerró.
En caso de no llegar la embarcación, existe la posibilidad de alquilar uno, aunque sería una desventaja para Rosso debido a que estuvo practicando con un bote diferente al que terminará usando en la competencia si es que se da esta situación. (NA)