“Sin subsidios, perjudican a la Patagonia”, advirtió Verna

TARIFAS DE GAS

La reunión que el gobernador Carlos Verna y otros mandatarios provinciales mantuvieron ayer con el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, no deparó buenas noticias para La Pampa. A tal punto, que el gobierno provincial salió a anunciar que acudirá a la audiencia pública para pedir que “se mantenga el tope de un 400% de aumento en los consumos residenciales de la Patagonia” porque, de no establecerse ese techo, “habrá aumentos que podrían superar el 1.000 por ciento”.
A través de Facebook, un canal habitual de difusión que utiliza el mandatario, Verna dio detalles de los resultados de la reunión que mantuvo con Aranguren y su par del Ministerio del Interior, Rogelio Frigerio, en el salón “Malvinas Argentinas”, del Palacio de Hacienda (ver más información en página 4).
“La propuesta que hace el ministro Aranguren, y por lo tanto el Gobierno del presidente Macri, para el gas es llevar en un primer escalón el valor del gas en boca de pozo para la Patagonia a 1.29 y para el resto del país a 3.42 dólares”, explicó el piquense.
El actual valor del gas en boca de pozo para la Patagonia es de 0,16 dólares, con lo cual, el razonamiento expresado por Verna es que el aumento promedio de la tarifa para la Patagonia promediará el 400 por ciento. Para esto, el pampeano tomó en cuenta también que el aumento del gas en boca de pozo es del 800% y que, además, se aumentan la tarifa de distribución y transporte. La suba para el resto del país será menor: promediará un 200 por ciento.

Más de mil.
“Si el aumento promedio es del 400% habrá facturas que superarán holgadamente este valor. Lo que vamos a plantear como Gobierno en la audiencia que se hará en Santa Rosa será que se reponga el tope que estaba pensado del 400% para los consumos residenciales en la Patagonia, de lo contrario habrá aumentos que podrán superar el 1.000 por ciento. Queremos que el Gobierno Nacional tenga en cuenta la propuesta”, sostuvo Verna.
Más allá del pedido, el mandatario opinó que el tope del 400% “es malo como señal para el consumo”. “El que llega al 400 gasta indefinidamente porque no paga más, pero no hay otra manera de acotarlo. En este escalón, creo que el Gobierno Nacional no tuvo en cuenta la parte del fallo de la Corte que dice que tienen que tener en consideración los ingresos y salario de la gente”, añadió.

Sin subsidio.
Las declaraciones de Verna trajeron otra revelación: el gobierno nacional tiene la intención de eliminar totalmente el subsidio que reciben los usuarios del servicio de gas natural. En este caso, el camino no será a través del shock, sino del gradualismo. El gobernador aseguró que con “sucesivos escalones semestrales” se llegará a la quita total de la subvención para octubre de 2019, salvo en el caso de la Patagonia, donde la quita será más lenta y recién será completa en el año 2022.
Por otro lado, el titular del Ejecutivo provincial respaldó el proyecto que impulsa el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, quien propone prolongar el programa de Gas Plus, es decir, lo que se le paga a las petroleras por la extracción del gas adicional al que ya tienen. Ese programa tiene vigencia hasta el año que viene y el mandatario neuquino quiere prolongarla hasta 2019 de manera de incentivar a las empresas para que aumenten la producción de gas y obtener mayor cantidad de regalías en las provincias productoras.

Destraban deuda de 80 millones
El gobierno provincial anunció ayer a la tarde que el Ministerio de Energía y Minería de la Nación destrabó el pago de la deuda de 80 millones que tenía con La Pampa por la obra de ampliación de un gasoducto que se ejecutó durante la última gestión de Oscar Mario Jorge como gobernador.
Cabe recordar que la obra permitió que muchos vecinos que habían solicitado la conexión al servicio de gas natural pudieran obtener su habilitación, del mismo modo que varios barrios de viviendas construidas por el IPAV. Para apurar los plazos, Provincia decidió realizar los trabajos con fondos propios y Nación se comprometió a reintegrarlos.
Sin embargo, al día de hoy, solo llegaron 20 de los 100 millones de pesos que La Pampa anticipó para la ampliación del ducto. “El gobernador Carlos Verna tramitó ante la Secretaría de Asuntos Legales del Ministerio de Energía el expediente por el cual Nación enviará a la Provincia los 80 millones de pesos que aún no giró por la construcción del refuerzo del gasoducto entre Uriburu y General Pico”, se informó desde el gobierno a través de la red social Facebook.
El parte de prensa informó que, antes de entrar a la reunión de gobernadores con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el mandatario pampeano realizó los trámites pertinentes para que se cumpliera con el pago del resto de la deuda. “Lo sacamos de Legales y está a la firma del secretario, con lo cual nos dicen que el viernes el dinero estará en la provincia”, informó Verna.

El gobierno propone aumento del 203 por ciento para el gas
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se mostró confiado anoche en que la nueva tarifa de gas, con una suba promedio del 203 por ciento en el país, con excepción de la Patagonia, podrá aplicarse a partir del primero de octubre próximo, tras la audiencia pública de mediados de mes, que no es vinculante pero en la que el gobierno deberá justificar a fondo su flamante propuesta.
El funcionario sostuvo que el nuevo cuadro permitirá “empezar a terminar con un esquema distorsionado, desigual, injusto, que subsidia a los usuarios de mayores ingresos”.
En un encuentro con la prensa realizado en su despacho, durante el cual se mostró de buen humor y confiado en que podrá avanzar con un reordenamiento del esquema de tarifas, Aranguren explicó que las modificaciones introducidas tras el fallo adverso de la Corte aplican un sistema “más gradual que sólo cambia los precios de boca de pozo, y no las propuestas en generación y distribución”.
Rodeado de pequeños molinos de energía eólica, dijo que con la nueva propuesta van a “tratar de hacer frente a los que pide la Corte” y confió en que cuando el precio de la tarifa se acerque al valor de mercado, ya no será necesario hacer audiencias públicas”.
“Estamos proponiendo un aumento promedio del 203 por ciento promedio para usuarios residenciales, mantenemos el tope del 500 por ciento para comercios e industrias -porque sobre esto la Corte Suprema no se expidió- y establecemos un esquema de ajustes semestrales, de tal manera de llegar a la eliminación total de los subsidios en octubre de 2019”, destacó.
Explicó que se busca iniciar un “sendero gradual y previsible de subsidios que permita acortar la brecha entre costos de la energía y los precios”.
Señaló que eso no se aplicará a la Patagonia, donde la reducción de subsidios será mucho más gradual, y recién se terminarán de eliminar en octubre de 2022.

Subsidios.
Sostuvo que la “injusta distribución de subsidios hay que resolverla con una revisión tarifaria integral”, mientras señaló que ya hay más de 350 inscriptos para la audiencia pública del 16 de septiembre próximo, aunque no está previsto que todos expongan.
Reveló, además, que mientras en el 2015 se destinaron 5.700 millones de dólares a subsidiar las tarifas de gas, para este 2016 se estiman 3.500 millones, en especial porque cayó el costo de importar el combustible.
Consultado sobre cuál será el impacto de aplicar un ajuste promedio del 203 por ciento, en lugar del previsto inicialmente con un tope del 400 por ciento para hogares, Aranguren explicó que “ese cálculo es imposible de hacer aún, porque todavía debemos definir la ecuación en transporte y distribución”, lo cual estará listo para la segunda audiencia, prevista para octubre de este año”.
El ministro expuso una veintena de diapositivas que explican la estructura tarifaria propuesta, la cual estará disponible desde este martes en la web del Ministerio, y precisó que hay 8.167.000 hogares usuarios, de los cuales el 28 por ciento pertenece al segmento más bajo de consumo, y un 13% al más alto.

Pymes.
Las medidas económicas impulsadas por Mauricio Macri impactaron “negativamente en la actividad en general, afectando en mayor medida a las pequeñas y medianas empresas”, según un informe de la consultora Ecolatina.
El análisis de la consultora sostiene que fueron afectadas por la devaluación, el aumento de los combustibles y el incremento en las tarifas de gas y electricidad.
“Si bien la Corte Suprema de Justicia falló para revertir la suba del gas, esta medida no incluye a las pymes, por lo que las alzas llegaron hasta 500% impactando negativamente en el margen de rentabilidad de las firmas”, agrega el estudio de Ecolatina.
Según el trabajo, también impactó en los costos de las pequeñas y medianas firmas “el fuerte incremento de los alquileres, que a diferencia de las grandes empresas, muchas pymes no poseen locales propios y deben afrontar plenamente dicho aumento de costos”. (Télam y NA)