Sindicato de Trabajadores de la Carne lanzó paro por 48 horas y advirtió que faltará mercadería

El Sindicato de Trabajadores de la Carne del Gran Buenos Aires advirtió hoy que “faltará pollo y carne por 48 horas” a causa de un paro que comenzará el martes para protestar por la “grave situación” del sector.
“Con trabajadores encadenados, empresarios ricos y un Estado dormido, faltará pollo y carne por 48 horas”, advirtió el gremio, que indicó que la medida de fuerza contará también con una movilización.
El sindicato consideró: “Es nuestro deber alertar sobre la grave situación que atraviesa el mercado de las carnes para el consumo interno”.
“Ello, sumado al aumento de la luz de un 450% está destruyendo pymes, industrias y hogares de nuestros trabajadores”, criticó en un comunicado, en el cual sostuvo: “El aumento del gas del 356% y la garrafa social de $97 a $187 destruye la economía de nuestro hogar”.
En ese sentido, puntualizó: “La caída del consumo de carne por debajo de los 12 kilos anuales por persona, el aumento de la leche, pan, y los medicamentos, son insostenibles para la economía de nuestro hogar”.
El gremio recordó que se registraron 3.500 despidos en el sector y argumentó: “Ante la sordera del Gobierno nacional para solucionar los problemas de los trabajadores y frigoríficos, convocamos al paro de actividades de la industria del consumo interno, salvaguardando las fuentes de trabajo amenazadas por cierres de planta, que no pueden soportar las pérdidas y la presión fiscal”.
Señaló que la huelga será a partir de la medianoche del martes, con presencia en el mercado de hacienda de Liniers, mientras adelantó que se concentrarán en la CGT para solicitar apoyo de los dirigentes Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.
Habrá presencia también en la ruta 205 en la planta Rasic y en la ruta 3 en el partido de La Matanza.
En ese escenario, dirigentes del Sindicato y delegados de la avícola Cresta Roja se encadenaron en las puertas del Palacio de Hacienda la semana pasada, en reclamo de la reincorporación de 2.500 trabajadores despedidos de esa planta, en medio de la ola polar por la cual atraviesa la Ciudad de Buenos Aires.

Compartir