Skanska: Casanello apura a la Cámara para reabrir la causa

El juez federal Sebastián Casanello admitió hoy un planteo del fiscal Carlos Stornelli y pidió a la Cámara Federal que determine si corresponde reabrir la causa Skanska y revocar los sobreseimientos que beneficiaron a todos los imputados en la causa que investigó el pago de sobornos para la ampliación de los gasoductos norte y sur en el kirchnerismo.
La Pampa también se vio involucrada en el tema ya que en una escucha se hacía alusión a la obra del Acueducto del Río Colorado, de la cual participó la empresa sueca. Allí se habla de “El gober” y de valijas.
El magistrado declaró procedente un planteo del fiscal del caso, Carlos Stornelli, hecho después que la Cámara Federal de Casación declaró la validez como prueba de la grabación de una conversación telefónica en la cual el auditor de esa empresa reconocía el pago de “comisiones indebidas” a funcionarios argentinos para obtener obra pública, según el fallo firmado hoy.
Casanello derivó la causa a la Cámara Federal para que, a la luz de esta nueva evidencia, revise su decisión de cerrar la causa por inexistencia de delito, revocar los procesamientos y sobreseer a todos los acusados.
En la causa se investigó el pago de sobornos por parte de la empresa sueca Skanska para ser beneficiada en la adjudicación de las obras para la ampliación de los gasoductos Norte y Sur.
El 10 de noviembre de 2011, cuando Casanello era secretario de ese tribunal, la Sala I de la Cámara Federal porteña cerró la causa, revocó todos los procesamientos y sobreseyó a los por entonces imputados al considerar inválida como evidencia esa grabación telefónica. 
Sin embargo, en abril pasado, Casación, el máximo tribunal penal del país, revocó esa decisión y declaró la validez como prueba de la grabación de la conversación y, en base a esto, Casanello requirió a la Cámara Federal que tome una nueva decisión.
“La reciente convalidación de prueba esencial a la hipótesis de soborno es un factor sobreviniente, desconocido entonces por los jueces camaristas, y que podría torcer lo que fue el criterio postulado por ellos frente a la ausencia de esa prueba”, entendió ahora Casanello.
Stornelli reclamó la aplicación de la “cosa juzgada írrita”, es decir algo basado en un error judicial, para reabrir la causa y declarar la nulidad de los sobreseimientos.
“Es posible sostener que la decisión adoptada por la Sala no reposó sobre la valoración integral de la prueba. Como consecuencia de ello, en consideración a la posición adoptada por la Cámara Federal de Casación y a partir de la sustanciación del planteo del Señor Fiscal, se estima correcto darle curso” al planteo de Stornelli, resolvió Casanello.
Entre los favorecidos por la Cámara con el sobreseimiento se habían contado los ex funcionarios kirchneristas Daniel Cameron (ex secretario de Energía), Fulvio Madaro (ex interventor de Enargas) y Néstor Ulloa (ex titular de Nación Fideicomisos).
A todos se los había procesado por cohecho y defraudación a la administración pública pero la Cámara los sobreseyó por “inexistencia de delito” al no considerar acreditada la existencia de los sobornos.
Además se sobreseyó a los responsables de Transportadora Gas del Norte y del Sur. (Télam)

Compartir