Tapón de Alonso: “Le adjudican a La Pampa un papel negativo”

Representantes de la Fundación Chadileuvú participaron el miércoles de la reunión de la Corporación de Fomento del valle Bonaerense del río Colorado (Corfo) en la que regantes del Colorado inferior plantearon sus preocupaciones a raíz de la posible salinización del agua en caso de que el Curacó llegue al Colorado atravesando el llamado “Tapón de Alonso”, en territorio pampeano.
Jorge Tullio y Walter Cazenave fueron los dos pampeanos invitados por el Corfo a participar de la reunión que se realizó en Pedro Luro, provincia de Buenos Aires.
A su regreso a Santa Rosa explicaron que el temor de los presentes es que ante la apertura de Tapón de Alonso y la alteración de la salinidad del río Colorado pueda condicionar la actividad agrícola. “La exposición del técnico representante de la provincia de Buenos Aires ante el COIRCO fue clara, pero adjudicando a La Pampa un papel negativo y malintencionado dentro del problema, incrementando en los presentes un clima nada favorable”, indicaron Tullio y Cazenave.
Inmediatamente después de esta exposición, los enviados pampeanos corrigieron algunos errores conceptuales del expositor destacando que el problema radica básicamente en el manejo irracional de la cuenca y la imperiosa necesidad de crear un comité que la maneje como única solución permanente al problema. Se puso como ejemplo el saqueo de las aguas del río Atuel que viene sufriendo La Pampa desde hace casi un siglo y la falta de solidaridad de las provincias arribeñas, que ni siquiera avisan de la suelta de aguas ni de su magnitud.
“La propuesta de los representantes pampeanos, aceptada por parte de la asamblea, fue que los regantes se entrevisten con el gobierno de La Pampa para solucionar el problema, pero que también apoyen en forma efectiva la constitución del comité de cuenca para el Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y quede de lado la idea del territorio pampeano como área de sacrificio. Otra parte de la asamblea solicitó la inversión del orden de esas acciones”, mencionaron los representantes de la Fuchad.
Cazenave y Tullio advirtieron que los regantes aguardarán algunas semanas hasta ver si el agua alcanza Puelches, y si se diera el caso, pasarían a medidas de fuerza. “Comprendieron, sin embargo, que el tratamiento del problema requiere una integralidad que amerita la creación del comité de cuenca”, agregaron.