Tarifas: “El aumento fue acertado y equivocado”

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, reconoció hoy que el sistema de aumento de
tarifas “tuvo partes equivocadas”, pero advirtió que si el Gobierno no las incrementaba “la Argentina se iba a quedar sin energía, y sin energía no hay trabajo, ni hospitales, ni escuelas, ni país”.
El senador también pidió que la Corte Suprema de Justicia defina con celeridad si deja firme el fallo de la Cámara Federal de La Plata que suspendió el aumento de las tarifas de gas.
En tanto, cargó contra la política energética del kirchnerismo, al afirmar que mantuvo las tarifas congeladas “para ganar elecciones”, por lo que el Gobierno “tenía una opción que era seguir haciéndose el simpático y pagando las cuentas con inflación, que la pagan los más pobres, o asumir la realidad” y aumentar las tarifas.

Acertado y equivocado.
Sin embargo, en conversación con radio Mitre, Pinedo admitió que “se hizo un sistema de aumentos que tuvo partes acertadas y partes equivocadas: las acertadas fueron la tarifa social que abarca un universo enorme de gente, que es el 30 por ciento de la población”.
En cuanto a las equivocadas, puntualizó que en algunos lugares de la Argentina había un atraso especial y que llevó los aumentos hasta un mil por ciento, lo cual nos parecía que era un “disparate”, y el Gobierno corrigió poniendo tope a los aumentos del 400 por ciento. La Argentina perdió reservas de gas por centenas de miles de millones de dólares. La Argentina se iba a quedar sin energía, y sin energía no hay trabajo, ni hospitales, ni escuelas ni país”.
El presidente provisional del Senado puntualizó que “la ley lo que dice es que hay que pagarle a los que generan gas el costo que esa generación tiene, a los que lo transportan y a los que lo
distribuyen, pero vino el kirchnerismo y congeló las tarifas en pesos cuando empezó Kirchner, en 2003”.
Sobre el fallo de la Cámara plántense, dijo que se respalda “en un tema formal y que está equivocado”, pero remarcó que el Gobierno va a actuar con racionalidad, con responsabilidad y no enamorados de sus posiciones.
“Frenar todo significa que la tarifa del gas la vamos a pagar con los impuestos o con la inflación, que es lo que venía pasando en el pasado, y esto afecta a los sectores más pobres”, indicó.
Consultado sobre el tiempo que se puede tomar el máximo tribunal para decidir si deja firme o rechaza el fallo de la Cámara, resaltó que “sería razonable que la Corte se tome mucho tiempo”, no obstante expresó este cuerpo “hace lo que quiere porque es un poder independiente”.

Compartir