VN aún no proyecta un alteo por la crecida del Bajo Giuliani

VECINOS DE LA CUESTA DEL SUR SE REUNIERON CON VIALIDAD NACIONAL

El jefe del Distrito 21 de Vialidad Nacional, Fabio Fernández, se reunió ayer con vecinos del barrio residencial Cuesta del Sur con el objetivo de despejar dudas y miedos acerca de los inconvenientes que el barrio pudiera sufrir con el corte de la ruta nacional 35 o por la posible inundación de algunas viviendas linderas al Bajo Giuliani. El encuentro se dio en el marco de algunas inquietudes que llegaron a oídos de Fernández, quien aseguró ponerse a disposición junto a su equipo para dar explicaciones por “el gran miedo que tenían, por el desconocimiento, para que el agua corte la ruta definitivamente sin preaviso”.
Ante la preocupación de los vecinos, Fernández confió que “no hay ningún problema de que la Cuesta del Sur tenga posibilidades de inundarse, porque está a un nivel superior del agua” y especificó que “mucho tiempo antes se inundaría la ruta por estar más abajo. La ruta 35 además es una preocupación porque el nivel del agua va subiendo para poder sacarla desde Santa Rosa y eso hace que evidentemente se forme como un dique con la ruta porque también estamos protegiendo, con los caños tapados, que no afecte a la ruta 14 para que no se inunde”. En este sentido confió que continuarán manteniendo la “situación de dique” hasta las últimas consecuencias. De todas maneras aseguró que “lo que se está haciendo y protegiendo es para extenderlo en el tiempo y no habrá un colapso de un día para otro”.

Alteos y taludes.
En cuanto a los trabajos que Vialidad Nacional está realizando en cercanías al Bajo, Fernández explicó que harán “protección de taludes y recuperación de barandas”. Además aseguró que están “finalizando los alteos al norte de la ruta 35 y una vez terminado, a mediados del próximo mes podremos llegar a tener el cien por ciento de la disponibilidad y brindar seguridad”. Cabe destacar que la ruta 35 se encuentra cortada en dos tramos, uno entre las localidades de Eduardo Castex y Winifreda, donde se están realizando tareas y aseguró que “a mitad del próximo mes ahí estarán concluidos los trabajos”. Mientras tanto, en Embajador Martini, donde desde hace cuatro meses el agua cortó 1.500 metros de ruta, aseguró que ayer se estuvieron realizando “trabajo de bacheo” debido a que “el agua ha bajado mucho el nivel y ya se aprecia el centro de la calzada”.
En lo inmediato, el jefe del distrito 21, confió que se colocaron “tachas lumínicas” sobre la cinta asfáltica en inmediaciones al Bajo Giuliani “para permitir una buena definición de la calzada para el tránsito nocturno”.

Depende del clima.
El agua que se envía desde la capital pampeana hacia el Bajo hace que el cuenco aumente diariamente y ese es claramente el miedo de los vecinos de la Cuesta. Ante la consulta de si hay posibilidades de que la ruta 35 (y la 14, donde debe trabajar Vialidad Provincial) se inunden respondió que “para Santa Rosa no hay otra alternativa -de enviar agua a otro sector- en lo inmediato” y agregó que “tenemos que preocuparnos de que la ruta esté transitable y de llegarse a una situación extrema, ir previendo un camino alternativo que no sea incómodo para el usuario”. Respecto a posibles inconvenientes, Fernández dejó claro que todo dependerá “de las condiciones climáticas, nosotros trabajamos previendo posibles daños, pero no se puede hablar de una fecha”.

“Fondos sin inconvenientes”
Fernández aseguró que “el gobierno nacional está enviando fondos, porque estas cuestiones se atienden con material, equipos y personal propio. Disponemos del fondo previsto el año pasado y a todo esto nos vienen enviando sin inconvenientes”. A su vez recordó que otra de las rutas comprometidas por el agua es la nacional 188. En este caso, donde hay complicaciones en diversos puntos por el agua que ingresa desde la provincia de Córdoba, “hay que ir cada tanto poniendo más alcantarillas, como es en el caso de Hilario Lagos y trabajos de bacheos para permitir la transitabilidad aún con el agua por encima”.