La ONU confirma golpe de Estado en Turquía

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, denunció hoy en declaraciones a la cadena NTV que “hay probabilidad de un levantamiento militar” en Ankara, aunque descartó que el movimiento militar pueda tener éxito. El Ejército de Turquía, en cambio, afirmó en un comunicado que ya se hizo con el poder en todo el país.
Hace minutos fue la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la que confirmó que el movimiento militar que se inició en Ankara es un golpe de Estado, informaron la CNN, el canal RT y otros medios.
“Hay probabilidad de un levantamiento militar. Se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado”, dijo antes el jefe de gobierno, que admitió que esos militares habían “rodeado algunos edificios importantes”, informó la agencia de noticias EFE.
“Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia”, advirtió Yildirim.
Numerosas ambulancias han acudido al cuartel central del Estado Mayor, donde testigos aseguraron haber oído disparos, informó la agencia de noticias turca Dogan. 
Dicho edificio, en el que funciona el centro de los servicios secretos, fue tiroteado desde un helicóptero informó el diario digital T24. 
Un amplio operativo de seguridad se ha desplegado en la capital, Ankara, con policías que cerraron los accesos a la céntrica plaza de Kizilay, mientras que en Estambul, la Gendarmería cerró los dos puentes que cruzan el río Bósforo, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informó la cadena NTV.
Asimismo, el Ejército desplegó tanques en el aeropuerto Atartuk de Estambul, donde hace tres semanas hubo un atentado suicida que se cobró la vida de 41 personas.
“Sigo siendo el comandante en jefe”.
Erdogan, dijo hoy “sigo siendo el comandante en Jefe del Estado turco”, y que “los golpistas van a pagar muy caro”, y pidió a los ciudadanos que salgan a las calles a defender la democracia, via Facetime, una aplicación para celulares, según imágenes transmitidas por el canal de televisión privado CNN Turk.
En su primera declaración tras la sublevación militar, Erdogan acusó a “una estructura paralela de poder” y en particular a su enemigo declarado, el clérigo Fethullah Gülen, de haber instigado a una parte del Ejército.
El mandatario, que se encontraba de vacaciones en Bodrum, al sur de Turquía, hizo un llamamiento al pueblo turco a resistir el intento de golpe militar de esta noche, perpetrado en su opinión por un pequeño grupo de militares.
“Insto a nuestra gente, a todo el mundo, a que llene las plazas del país para darle (al ejército) la respuesta necesaria”, manifestó el mandatario- “Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara”, agregó el presidente.
“Este evento hoy es desafortunadamente un intento de golpe de Estado, perpetrado por un pequeño grupo dentro del ejército.
Lo ha hecho por la estructura paralela que conocemos dentro del Estado”, dijo el presidente turco. “Van a recibir la respuesta de la nación y van a pagar un alto precio por actuar contra la nación. No les vamos a ceder el campo. Pronto vamos a eliminar esto”, aseguró Erdogan, cuyo país es un miembro clave de la OTAN, con un Ejército de más de un millón de soldados, el segundo de la Alianza después de Estados Unidos.
“Yo soy el comandante en jefe. Sin mi información el ejército no puede hacer nada. He oído que el jefe de Estado Mayor está detenido. Sin embargo, no sé hasta qué punto esto es verdad”, reconoció el presidente. (Télam)

Compartir