Testigo confirmó ante el Tribunal que Mangeri le ofreció 100 pesos para ir al sótano del edificio

CASO ANGELES RAWSON

Una empleada de una inmobiliaria confirmó esta mañana en el juicio por el crimen de Angeles Rawson que el principal acusado, el portero Jorge Mangeri, le ofreció 100 pesos para ir al sótano del edificio del barrio porteño de Palermo, donde trabajaba.
Se trata de María Esther Hernández (52), ejecutiva de cuentas de la inmobiliaria Fast propiedades, quien relató ante el Tribunal Oral Criminal 9 que en 2001 Mangeri le hizo esa propuesta en tono sexual, cuando ella pasó por el edificio de Ravignani 2360 para preguntar por unas propiedades de la zona.