Tierno pasó por la Legislatura

El ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, pasó por la Legislatura donde los diputados intentaron que respondiera por varios hechos registrados en los últimos meses en el área bajo su cargo, especialmente en relación a una importante cantidad de denuncias por supuestos abusos policiales. Tierno habló, a su manera, respondiendo algunas preguntas de los legisladores y eludiendo discursivamente otras. Quienes preguntaron fueron los opositores; el oficialismo del PJ intervino poco.
Sobre el que quizás sea el caso más resonante -la muerte del cazador Santiago Garialdi por balas policiales en un camino de la zona rural de Lonquimay- Tierno no admitió responsabilidad, ni siquiera política, e insistió en que el tema está en mano de la Justicia, y que de lo que él depende, pasó a pasiva a los dos policías implicados.
_web tierno1
Consultado puntualmente por un audio que se conoció a través de os medios, Tierno respondió que “en el momento de esas declaraciones no era ministro”.
En cambio habló de protocolos policiales, cambios en la instancia de formación policial y procedimientos impulsados por la ONU.
“Está actuando la Justicia para determinar si hubo o no miguelitos esparcidos en los caminos, si los policías estaban escondidos en la obscuridad a modo de emboscada. De todos modos de ninguna manera hay una orden para actuar de ese manera a los agentes de policía. Y yo esa noche no fui porque ya estaban el jefe y subjefe de policía y también el fiscal”, dijo.
Además se encargó de decir varias veces que los familiares de Garialdi, “no quieren que usen esa muerte, que parece que es lo que no les interesa respetar a otros, a los que parece no interesarles la vida”.
La sesión se preveía “caliente”. Con las gradas completas, el ministro fue abucheado cuando llegó a la Legislatura, alrededor de las 12.34 y en varios pasajes de su intervención, como cuando dijo que se hace un trabajo “prevencional” en el ámbito rural y cuando deslizó que algunos procedimientos que “traen consecuencias” para unos y otros.
“Asesino”, “golpeador”, “caradura”, “sinvergüenza”, se escuchó desde las gradas en distintos momentos. Y hubo algunos cruces más cercanos a la chicana incluso con diputados, como en el caso de Eduardo Tindiglia, durante cuya intervención el ministro se levantó para ir al baño.
Cepo informativo.
Por otra parte, se le consultó a Tierno por el cepo informativo dispuesto hacia los medios a lo que el funcionario dijo que no es que no se le da información al periodismo sino que se ofrece mensulamente estadísticas.
En es epunto descargó una crítica por elevación a los jefes policiales. “Muchas veces el fiscal se enteraba de algunos hechos delictivos por la prensa que había sido anoticiada por un policía que no le había pasado la información a él. El gobernador Carlos Verna fue quien nos pidió que eso cambie, para preservar el derecho a la confidencialidad de los denunciantes y víctimas”, sostuvo..
En relación a una posible renuncia, Tierno no respondió directamente y dijo que ello es potestad del gobernador Carlos Verna.
Conclusiones.
Una vez que Tierno se retiró, se escucharon las conclusiones de los representantes de cada bloque.
Sobre el cierre de la sesión, la diputada Patricia Testa, del Frepam, sostuvo que el cazador Garialdi fue asesinado brutalmente por un policía que actuó representando el brazo ejecutor del Estado, que una tarde salio de su casa en busca de dinero para sustentar a su familia y no volvió. “Hay una familia que aún lo espera, buscando lo inexplicable. La muerte de Santiago es un claro ejemplo de la violencia institucional y transgresión de los derechos humanos que se sufren en la provincia”.
“La violencia institucional no deja de ser una practica de una matriz cultural de fuerzas policiales, más cuando se las alienta a cometer excesos por parte de quien las dirige. Hablo de abuso de autoridad, estamos sufriendo un fenómeno que cada vez se acentúa mas entre nosotros, desde averiguación de antecedentes hasta las formas mas extremas de violencia, el llamado gatillo fácil, generando odio que nos impide crecer como sociedad”.
Espartaco Marin, del PJ, dijo: “Celebro que ante un hecho inédito como ha sido la interpelaciòn a un ministro del gobierno y hemos estado a la altura”.
Adriana Leher, del Pro, sostuvo: “Nuestro bloque no comparte valores, ni formas de actuar con de Tierno. Nosotros apostamos a la vida. Evaluar el accionar del ministro debe ser responsabilidad de su partido. De todos modos lo correcto hubiera sido el juicio político a Tierno”.
_web tiernotindi
Eduardo Tindiglia, del Frenta Pampeano por la Victoria, opinó: “Las respuestas que dio el ministro fueron confusas, dilatorias y evasivas. Demostró que tiene animosidad contra la periodista Cintya Alcaráz y contra radio Kermés de la Asociación Civil El Ágora; y también con los adolescentes pobres y tez negra, por eso es que hay ocho denuncias en 7 meses en la Defensoría del niño y adolescente…demuestra que utiliza una institución pública para resolver sus enconos personales. En Río Sauce encabezó la represión de los vecinos que alli se manifestaban dejando a uno de ellos con una pierna mutilada. Si los pedidos de informes hubieran prosperado tal vez hubiéramos podido evitar una muerte. No squieren inducir a engaño, cuando dicen que esos policías de Lonquimay actuaron unilateralmente y en forma desquiciada. Tierno también tiene un encono personal con los cazadores y eso seguramente tiene que ver con que tiene campos en la zona de caza de El Durazno. La muerte de Garialdi, la mutilación de la pierna de David Díaz, los ataques a niños y jóvenes, son límites que no podemos ignorar”.
Darío Hernández, del Frente Renovador, dijo: “El ministro no organiza, ni controla, ni conduce a la policía, lo que es su función como ministro de seguridad. Eso lo demuestra el jefe de policía cuando dice que no se cumple su orden de el primer tiro al aire y el segundo a la cabina. Tierno nos vino a mentir. No supo respondernos porque 7 de sus funcionarios renunciaron. A las estadísticas no las conocemos porque pidió no informar sobre los delitos. Va a cumpleaños de 15 y a ver si algún pibe está tomando cerveza en los boliches, pero nada hace ante los delitos y tiroteos. Estábamos acostumbrados a una policía honesta, de aproximación. Las características de Tierno son la hipocresía, cobardía y falta de vergüenza, por eso pedí que renunciara”.
Abel Sabarots, del Frepam, agregó: “Cuando dijo lo de el permitir tiro al aire y el segundo a la cabina, no estaba envuelto en ninguna emoción violenta, sino que ese accionar violento forma parte de su estructura de personalidad que va a seguir. No es bueno para el Estado que un condenado por la justicia, como Tierno, esté al cuidado de la seguridad de todos los pampeanos. El Estado tiene que ser el ejemplo de cumplimiento del derecho y no avasallar los derechos y garantías constitucionales, como ocurre hoy. El ministro nunca tendría que haber asumido. De la muerte de Garialdi son responsables el ministro y quien lo designó y lo puede llegar a proteger”.

Compartir