Tilcara se recupera del alud para recibir visitantes en Semana Santa

La pintoresca localidad jujeña de Tilcara, castigada por un aluvión que dañó calles y casas en al menos seis barrios el viernes pasado, inició la normalización de la actividad turística mediante una serie de tareas de reparación para recibir a cientos de visitantes durante las particulares celebraciones de Semana Santa, informaron este lunes fuentes oficiales.
El agua, barro y piedra afectaron el camino de la Garganta del Diablo, uno de los atractivos más visitados por turistas, donde se suspendió el acceso con vehículos, lo mismo que a tres establecimientos hoteleros.
Autoridades provinciales y locales aseguraron que la situación del sector se está normalizando y garantizaron la totalidad de los servicios para las celebraciones de Semana Santa, que incluyen la peregrinación a Punta Corral, a 4.000 metros de altitud para venerar a la “Mamita de los Cerros”.
En una rueda de prensa, el secretario de Turismo de Jujuy, Cesar Siufi, sostuvo “que no se puede minimizar un desastre como el que sucedió” y consideró que “es una situación complicada en zonas altas de Tilcara, pero se está trabajando fuertemente para que se repunte la situación”.

Festejos.
Sobre las actividades de promoción turística, adelantó que se realizarán “nuevas campañas para decirles que la Quebrada de Humahuaca está intacta y que las actividades de Semana Santa se van a desarrollar con toda la fuerza
y todos los servicios que se tienen preparados para esta circunstancia”.
Santos Manfredi, titular de Turismo de Tilcara, detalló que “prácticamente el 99% de las calles del pueblo se encuentran transitables y la realidad es que siguen llegando visitantes”.
Sobre los festejos de Semana Santa, que cada año reúnen a más de 5.000 músicos sikureros, adelantó que “las actividades comenzarán este jueves con el tradicional rezo de la novena”, en honor a la imagen santa de la Virgen de Copacabana.
El funcionario indicó que los arroyos, o “ríos secos” como los llaman en la zona, “se desbordaron afectando barrios altos de la localidad, no así circuitos como el Pucará, ni el casco céntrico histórico del pueblo”.
“Tilcara, para redistribuir a los turistas por el resto de la Quebrada de Humahuaca, sigue trabajando de manera normal”, afirmó Manfredi, e indicó que desde esa localidad los visitantes parten hacia los atractivos como Salinas Grandes, Juella y otros sectores de la región.
En relación a los establecimientos hoteleros damnificados, dijo que fueron tres los que sufrieron pérdidas materiales y que “en el momento de la inundación no se encontraban huéspedes, aunque el agua y las piedras deterioraron los espacios de las locaciones”. (Télam)

Compartir