Tineo: “Fue un homenaje a mis padres”

ESCRITORA PIQUENSE INTEGRO ANTOLOGIA DE CUENTOS DE EDITORIAL PORTEÑA

Nidia Tineo es docente desde tres décadas y el año anterior comenzó a escribir cuentos para adultos. Participó de una convocatoria abierta, reservada para autores independientes, y fue seleccionada a partir del cuento en el que narra una historia de su familia.
La docente y escritora de esta ciudad Nidia Cristina Tineo fue incluida en una selección de cuentos cortos que organizó una conocida editorial de Buenos Aires. Participaron autores noveles de distintas provincias argentinas y de otros países.
La pampeana, como parte de la convocatoria de Recepción de Obras Inéditas (ROI) que organizó tiempo atrás la Editorial Dunken, fue seleccionada para integrar la antología “Al otro lado del mundo”, a partir de su texto “La mujer del velo” en el que relata la historia de amor de sus padres ya fallecidos.
El libro fue presentado días atrás en las instalaciones de la editorial en Capital Federal, donde ante el púbico y muchos de los autores publicados, Tineo compartió la lectura de su cuento. La compilación de cuentos de escritores noveles de todo el país, forma parte de un innovador proyecto que conecta autores independientes con editores independientes.
“Para mí fue una sorpresa. Siempre participo de este tipo de concursos y fue un proceso largo porque en el transcurso del año me lo mandaron el cuento para que lo corrigiera y me avisaron que en algún momento se iba a publicar en una antología de autores noveles. A veces uno es incrédulo porque participé de otras convocatorias en las que me terminaban por pedir plata para publicar. La semana anterior, me informaron vía mail que se hacía la presentación del libro y me invitaron a asistir”, dijo.
“Hice un sacrificio porque estaba con gripe y decidí viajar igual, más que nada para hacerme del libro. Si bien escribí toda la vida, me he tenido que dedicar a otra cosa para poder vivir y ahora me estoy dedicando más intensamente a aprender, a hacer talleres”, agregó.

Historia de amor.
Cerca de 90 cuentos forman parte de la antología publicada, y Tineo fue la única pampeana seleccionada en una obra que incluye textos de autores de Córdoba, de Bahía Blanca, Santa Fe, Capital Federal, incluso de Israel y de Perú.
Consultada sobre el cuento seleccionado, explicó que “el disparador” fue la historia de amor de sus padres, ya fallecidos, al recordar “la anécdota de cuando ellos se conocieron”. Por ello, la publicación le significó una satisfacción muy grande, puesto que “sin quererlo fue un homenaje a mis padres”.
“Escribir es el uno por ciento de inspiración y el 99 por ciento transpiración, por todo lo que significa el proceso de corrección, que es infinito. Cuando lo imprimo, corrijo y cuando lo comparto sigo corrigiendo. Es un trabajo invisible pero muy intenso y una satisfacción enorme porque es la primera vez que una editorial de nivel nacional selecciona un cuento mío y lo publica, y yo pueda tener un ejemplar del libro en el que fue publicado. Para mi es una satisfacción enorme”, señaló la escritora.
La piquense destacó la propuesta de la editorial capitalina, que a través de convocatorias individuales y colectivas gratuitas, ofrece una buena oportunidad a los escritores inéditos de poder publicar sus producciones.
“Es una oportunidad para la gente que le gusta, que escribe, y que no tiene otra forma de acceder a publicar”, señaló.

El sueño del libro propio.
Tineo, que es docente desde hace más de tres décadas y que está próxima a jubilarse, quiere empezar a dedicarse casi de manera exclusiva a la escritura y a la narración, otra de sus más intensas pasiones.
En diálogo con LA ARENA, contó sobre su proyecto más inmediato, que anhela poder concretar algún día. “Una tiene un proyecto, un sueño, y es en lo que estoy trabajando. Estoy ordenando el material y corrigiendo. A veces es muy difícil preparar los libros, porque también hay que conseguir correctores, para tener otras miradas. Tengo para escribir dos libros, uno de poesías y otro de cuentos. Cuando empecé a escribir (desde muy chica) empecé a escribir poesía, después empecé a escribir literatura infantil, y fueron publicadas tanto algunas poesías como cuentos infantiles, aquí en la provincia”, dijo.
En el mismo sentido, agregó: “Empecé a escribir cuentos el año pasado, porque me había alejado de la lectura literaria por mi profesión. Soy profesora de ciencias de la educación y de jardín de infantes, y el año pasado retomé la lectura de textos literarios y empecé a escribir cuentos”.
Además contó que en su afán de pulirse como escritora, tomó talleres con los escritores locales Eduardo Senac y Agueda Franco, y con la profesora de literatura Verónica Bessoni. También hace poco descubrió “el mundo de los narradores” y se perfecciona con las narradoras locales Sara Arrascoitía y Susana Marsiglio.
“Estoy próxima a jubilarme, y para mí ahora es dedicarme a lo que me gusta. Escribir es mi pasión, y quiero ganar el tiempo perdido”, subrayó la escritora piquense.