Trabajadores telefónicos protestaron en el centro

Trabajadores agremiados en la Federación de Obreros, Especialistas y Empleados de los Servicios e Industria de las Telecomunicaciones de la República Argentina (Foeesitra) protestaron esta tarde en las oficinas de la empresa Claro, sobre la calle Quintana, ante la falta de acuerdo por la recomposición salarial. Los trabajadores piden un 39 por ciento de aumento entre el 1 de agosto de 2016 y el 30 de julio de 2017, pero la empresa solo ofrece el 20.
“La devolución que hacen grandes empresas son prácticamente irreverentes y no las consideramos. Pero además hoy estamos acá para denunciar las cosas a las que nos están sometiendo estas empresas en el país: el aumento desmedido de tarifas, las desinversiones. Esta empresa (Claro) no respeta la convención colectiva de trabajo, algo que costó 15 años de trabajo sindical. Además a los aportes y contribuciones los desvía a otros lugares y al personal que intenta sindicalizarse los deja cesante, obstruye el trabajo sindical”, denunció César Montes de Oca, secretario general de los telefónicos en La Pampa. El gremio tiene en la provincia alrededor de 200 asociados distribuidos en grandes y pequeñas empresas de las telecomunicaciones además de las cooperativas que brindan servicio de telefonía.El gremialista además indicó que la conflictividad existe en las grandes compañías y no en las pequeñas. “Las pequeñas empresas han hecho lo que las grandes no hacen: han invertido, han mantenido los precios, generaron nuevos puestos de trabajo con salarios decentes, respetan la convención colectiva de trabajo”.