Tras volver de Estados Unidos, Macri continuará su gira por China y Japón

Tras su visita oficial a Estados Unidos, el presidente Mauricio Macri no dejará de lado la agenda internacional a pesar de tener que enfrentar las primeras elecciones legislativas de su mandato y, luego de recibir a su par italiano, Sergio Mattarella, viajará a China y Japón para mantener encuentros con Xi Jinping y Shinzo Abe.
Como primera actividad diplomática a su regreso de la Casa Blanca, en la agenda del mandatario figura el recibimiento del palermitano, quien no sólo llegará para mantener un encuentro en Balcarce 50, sino que también se trasladará hasta la ciudad rionegrina de Bariloche.
La visita de Estado de Mattarella a la Argentina no es algo que se haya acordado este año, sino se trata de un viaje que se iba a realizar en agosto pasado pero ante el terremoto en la ciudad de Amatrice el viaje había sido cancelado.
Ambos ya se habían reunido en febrero del año pasado, cuando el sudamericano había viajado a Roma para asistir a una audiencia privada con el Papa Francisco.
De esta manera, en la segunda semana de mayo, el nacido en Palermo se convertirá en el primer presidente de la península itálica que llega al país en 16 años, ya que el último había sido Carlo Azeglio Ciampi en marzo de 2001.

Viaje por Asia.
Escasos días más tarde, el 12 de mayo, el líder del PRO emprenderá vuelo hacia el continente asiático, para visitar las dos principales potencias de esa región: China y Japón.
Al igual que con Mattarella, Macri ya se encontró con ambos: con Xi fue en las orillas de la cumbre del G20 que se llevó a cabo en la ciudad china de Hangzhou en septiembre pasado, mientras que a Abe lo recibió en la Casa Rosada en noviembre de 2016.
En Beijing, el Presidente buscará finalizar con los detalles para finalmente empezar la construcción de las represas hidroeléctricas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner sobre el Río Santa Cruz en la provincia homónima, tras un parate por un fallo de la Corte Suprema de Justicia que había advertido sobre la necesidad de la realización de un estudio de impacto ambiental.
Allí, también apuntará a asegurarse financiamiento para obras de infraestructura, así como también ampliar la inversión china y un intercambio comercial más parejo, tal como había reclamado en aquel primer encuentro.
Durante su estadía en la capital china, el mandatario también tiene previsto participar del “Foro de Cooperación Internacional de Franja y Ruta”, a la vez que mantendrá reuniones con distintos empresarios.
Luego, cruzando la convulsionada Península de Corea, el Presidente arribará a la tierra del sol naciente el 18 de mayo con el objetivo de reunirse con Abe, en respuesta a la invitación que le había formulado cuando la vicepresidenta, Gabriela Michetti, visitó ese país en mayo del año pasado y que había sido reiterada cuando el nipón estuvo la Argentina.
Ambos mandatarios dejarán inaugurado el Foro Económico y de Negocios Argentina-Japón.