Trasladaron a José López y el juez ordenó su detención por enriquecimiento

El ex secretario de Obras Públicas José López fue trasladado esta tarde desde la comisaría 1° de General Rodríguez hacia una dependencia del municipio bonaerense de Moreno por el Grupo Halcón, según lo dispuso la fiscal de la UFI de Luján, Alejandra Rodríguez, en la causa que se involucra al ex funcionario kirchnerista por tenencia ilegal de arma y presunto lavado de dinero.
Pasada las 18, López salió de la dependencia policial bonaerense esposado y protegido por un chaleco y un casco antibalas, para ser traslado hacia la Departamental de Moreno en medio de un fuerte operativo de seguridad, que incluye la intervención del Grupo Halcón.
López fue detenido esta mañana a raíz de la denuncia de un vecino del General Rodríguez, en las inmediaciones de un convento religioso, donde la policía bonaerense lo halló intentando esconder varios bultos con dólares, joyas y armas.
Rafecas.
El juez federal Daniel Rafecas ordenó la detención de López en el marco de una causa por presunto enriquecimiento ilícito que se inició en el 2008, informaron fuentes judiciales
La decisión de Rafecas se produjo como respuesta al pedido realizado por el fiscal federal Federico Delgado luego de que López fuera apresado con millones de dólares y una arma de guerra en el monasterio de General Rodriguez.
Repudio.
El presidente Mauricio Macri y dirigentes de todos los espacios políticos expresaron hoy su repudio por el accionar del ex secretario de Obras Públicas durante el kirchnerismo, José López, que fue detenido esta mañana cuando intentaba ocultar dinero en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez.
El jefe de Estado afirmó que la “dirección correcta nos va a alejar de episodios bochornosos como el de hoy”, refiriéndose en un acto en Salta a la detención del ex funcionario kirchnerista con 8 millones y medio de dólares y un arma.
También desde el gobierno nacional, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, expresó su “asombro” por la detención de López en el marco de una “situación de película”, y relató que se enteraron de la noticia durante la reunión de gabinete en la que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal “le informó al Presidente”.
El presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, se refirió a la detención como “coletazos de la Argentina donde todo fue posible” y denunció que en estos doce años hubo “impunidad y discrecionalidad”.
Asimismo los bloques de diputados del Frente para la Victoria (FPV-PJ) y del Parlasur expresaron su repudio al accionar del ex funcionario detenido con una suma millonaria aún no determinada, y señalaron que se debe rechazar la conducta de “cualquier actual o ex funcionario” que comete el delito de defraudación al Estado.
Los intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires Gustavo Menéndez (Merlo), Verónica Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Ariel Sujarchuck (Escobar) también condenaron el hecho.
Ferraresi, repudió esos hechos y destacó que se trata de “algo grave y desagradable” y Magario aseveró que “mientras buscamos recursos para combatir el hambre, ver semejante hecho de corrupción me indigna”.
En el mismo sentido, Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, aseveró que “cada robo al pueblo son niños sin estudiar, sin salud sin alimento ni futuro” y resaltó: “La corrupción es enemiga de la política. Justicia”.
Sujarchuck consideró que “lo de José López es lamentable y condenable por donde se lo mire”, al señalar que “hechos como este desprestigian a la política”.
En tanto el Consejo del Partido Justicialista tucumano anunció su decisión de separar a José López del cargo que ocupaba luego de conocerse la noticia de su detención, y sostuvo que se adoptó esa medida porque “no vamos a avalar actos de corrupción”.
Otro de los que se expresó sobre el tema fue el ex jefe de gabinete kirchnerista y actual dirigente del Frente Renovador, Alberto Fernández, que calificó como “vergonzoso” el accionar de López y abogó porque “todos los que hayan robado valiéndose de ese proyecto político (Frente para la Victoria) vayan presos y se hagan cargo de sus responsabilidades”.
El ex jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, también condenó el hecho y resaltó que “en esto no tiene valor ni la pertenencia ni el color político, siendo hechos que constituyen delitos que no pueden ni deben ser tolerados”.
“Este hecho repudiable, Panamá Papers o cuentas en HSBC, son delitos intolerables que agravian a la sociedad y deben ser investigados”, remarcó el ex funcionario nacional. (Télam)

Compartir