Triaca presentó proyecto de empleo. Reconoció que se perdieron 120.000 puestos

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró hoy que el proyecto sobre empleo joven que, según aseguró, apunta a generar 240.000 puestos de trabajo en un año, “no afecta a ninguno de los derechos de los trabajadores y garantiza el acceso a la seguridad social”, y sostuvo que se trata de “uno de los sectores más vulnerables a la hora de alcanzar la empleabilidad”. 
Al explicar en la Cámara de Diputados ante un plenario de comisiones los detalles del proyecto impulsado por el gobierno nacional sobre primer empleo, Triaca precisó que en los últimos meses “se han creado 35.000 puestos de trabajo y se han perdido 120.000”, sobre todo en el sector de la construcción, debido a la paralización de la obra pública desde los últimos meses de 2015.
El ministro expuso los alcances de la iniciativa oficial en el marco de un plenario de las comisiones de Trabajo, que preside el justicialista Alberto Roberti; de Presupuesto, que encabeza el macrista Luciano Laspina, y de Economías Regionales, a cargo de la aliada catamarqueña Myriam Juárez.
“Tenemos como objetivo cuidar el empleo”, aseguró Triaca, al exponer sobre la iniciativa que contempla un sistema de beneficios que integra exenciones sobre las contribuciones patronales e incentivos económicos adicionales para el empleador por cada nuevo empleo que cree cuando contrate trabajadores en su primer empleo.
En el encuentro, que en principio había sido convocado sólo por la comisión de Trabajo y a última hora de ayer se sumaron después las de Presupuesto y Economías y Desarrollo Regional, el ministro manifestó la preocupación del gobierno por la existencia de “966 mil jóvenes que no estudian, no trabajan y no buscan empleo, que alcanza al 24 por ciento del sector”.
Ante los diputados, el ministro reconoció además que hay un “estancamiento en la generación de empleo desde los últimos cinco años” y que “uno de cada tres trabajadores está en el sector informal” y admitió que “hay tensiones en algunos sectores”, como en la industria manufacturera vinculada afectada por la caída de las compras por parte de Brasil, que atraviesa una dura recesión económica.
No obstante, Triaca aclaró que el proyecto “no plantea una situación permanente y para siempre” sino que aclaró que se trata de “un beneficio a 36 meses, descendiente”, al precisar que “no es lo mismo una empresa debajo de 200 empleados, y tampoco no es lo mismo para regiones del NOA NEA que para el resto”.
En torno a las expectativas a alcanzar con la iniciativa, precisó que el proyecto apunta a crear “240.000 oportunidades” al año, que tengan chance de encontrar a través de estos beneficios una oportunidad de desarrollo, “120.000 en el NOA y NEA y 120.000 en el resto del país”.
Precisó que en los últimos meses, y para atender la situación social, el gobierno nacional adelantó la convocatoria al Consejo del Salario, actualizó el valor del seguro de desempleo, impulsó la ley de Reparación Histórica para los Jubilados, la devolución del IVA para la canasta básica y propuso la cobertura universal de salud, así como el aumento del mínimo no imponible de ganancias, entre otras cuestiones.
Los empleadores que incorporen nuevos trabajadores bajo este régimen estarán exentos del pago de distintos porcentajes de las contribuciones patronales y podrán recibir incentivos económicos durante los primeros 36 meses de vida laboral formal del empleado. (Télam)