Trump amenaza a Venezuela con una intervención militar

EL PRESIDENTE DE EE.UU. EVALUA "UNA POSIBLE OPCION MILITAR"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó ayer que evalúa “una posible opción militar” en Venezuela, convulsionada por una crisis política y económica.
“Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesario”, dijo el mandatario desde su club de golf en Bedminster (Nueva Jersey, este), donde se encuentra de vacaciones.
Trump recordó que Venezuela es “vecino” de Estados Unidos y dijo que “ciertamente” Washington podría optar por una operación militar para resolver la situación en el país sudamericano, donde cuatro meses de protestas contra el presidente Nicolás Maduro han derivado en violentos disturbios que dejan al menos 125 muertos.
“Tenemos tropas en todo el mundo en lugares muy lejanos, Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo”, dijo a periodistas.
Trump analizó la crisis en Venezuela ayer, al reunirse con su secretario de Estado, Rex Tillerson, y la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley. “Venezuela es un desastre, es un desastre muy peligroso y una situación muy triste”, dijo Trump.

Asamblea.
El Pentágono y la fuerza militar conjunta del Comando Sur de Estados Unidos no respondieron inmediatamente a una solicitud de AFP de comentarios sobre las afirmaciones de Trump.
Estados Unidos desconoce la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el presidente Maduro, que la oposición rechaza por considerarla un “fraude que busca perpetuar al mandatario en el poder”.

Sanciones.
Las declaraciones de Trump tienen lugar dos días después de que el Tesoro estadounidense impusiera sanciones contra Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), y otros siete funcionarios venezolanos por impulsar la Constituyente.
Tildándolo de “dictador” el gobierno de Trump ya había sancionado a Maduro un día después de la elección de esa Asamblea, y antes a 13 funcionarios y ex colaboradores del mandatario venezolano, acusados de quebrar la democracia, incurrir en corrupción o violar los derechos humanos.

Corea del Norte.
Estados Unidos se dijo ayer preparado para atacar Corea del Norte, que lo acusó de ser el “cerebro” de una “guerra nuclear”, en medio de la creciente inquietud internacional y a pesar del llamado a la calma de China.
Atizando la beligerante retórica de los últimos días con el régimen norcoreano por su carrera armamentística, el presidente Donald Trump advirtió al líder Kim Jong-Un que si decide atacar la isla de Guam, en el Pacífico, o cualquier otro territorio o aliado estadounidense, se arrepentirá.
“Lo lamentará de verdad, y lo lamentará rápidamente”, dijo Trump luego de señalar en Twitter más temprano que “las soluciones militares están listas para ser desplegadas si Corea del Norte actúa de forma imprudente”.
Consultado sobre este tuit, Trump aseguró que Estados Unidos evalúa “muy cuidadosamente” esa opción y se dijo confiado en que Kim comprenda la “gravedad” de sus afirmaciones.

Misiles.
Pyongyang, que en julio realizó con éxito dos pruebas de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que podrían alcanzar territorio estadounidense, amenazó esta semana con atacar Guam, una remota isla en el Pacífico donde Estados Unidos tiene estratégicas bases militares.
“Trump está llevando la situación en la península coreana al borde de una guerra nuclear”, señaló Pyongyang. “Estados Unidos es, de hecho, el cerebro de la amenaza nuclear, el atroz fanático de la guerra nuclear”, puntualizó.
Sin tomar partido, China instó ayer a “dar muestras de prudencia” en vez de recurrir a “demostraciones de fuerza”. (AFP-NA)