Trump aseguró que Estados Unidos no debió retirarse de Irak

El presidente Donald Trump aseguró que Estados Unidos “nunca” debió retirar sus tropas de Irak tras invadirlo en 2003, durante una reunión en la Casa Blanca con el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y luego de haber dicho inicialmente que la retirada norteamericana había sido prematura y mal gestionada.
“Quizá no debimos haber entrado, pero ciertamente, no debimos habernos ido. No deberíamos habernos ido nunca, jamás. Se creó un vacío y hemos hablado de lo que ocurrió”, dijo Trump a periodistas tras reunirse a solas con Al Abadi para discutir el combate conjunto contra el grupo islamista Estado Islámico (EI).
El mandatario republicano fue así un paso más allá en su crítica de la retirada de las tropas estadounidenses en 2011, de la que hasta ahora había dicho que tuvo lugar demasiado pronto, que se gestionó mal y que debió ir acompañada de una aprehensión del petróleo iraquí.
Luego de la retirada estadounidense, el grupo EI aprovechó la desorganización en el Ejército iraquí y el profundo malestar de la minoría sunnita con el gobierno chiita de Bagdad para conquistar extensos territorios del país en zonas sunnitas, incluyendo la gran ciudad norteña de Mosul, a mediados de 2014.
Durante la campaña electoral, Trump acusó a su antecesor, el ex presidente demócrata Barack Obama, de ser el “fundador” del EI, debido al vacío que dejó en Irak la retirada estadounidense, con lo que contradijo su propia opinión de 2011, cuando el entonces empresario afirmó que Estados Unidos debía haber salido antes del país.
En agosto de 2014, Obama ordenó el inicio de bombardeos contra posiciones del EI en Irak, una campaña llevada a cabo por una coalición encabezada por Estados Unidos y que un mes más tarde extendió sus ataques aéreos a posiciones de los yihadistas en la vecina Siria.
Actualmente, Estados Unidos tiene desplegados unos 5.000 soldados en Irak para asistir y entrenar a las tropas kurdas e iraquíes, que han retomado parte del territorio que los yihadistas del EI habían conseguido consolidar en 2014, entre ellos la mayor parte de Mosul, la segunda ciudad del país. (Télam)

Compartir