Ultimo debate Trump – Clinton antes de la elecciones en Estados Unidos

Los principales candidatos a la presidencia de Estados Unidos, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, debatirán por última vez esta noche a las 22 (hora argentina) antes de las elecciones del 8 de noviembre próximo, durante una presentación en la Universidad de Las Vegas, en el estado de Nevada, donde confrontarán en seis temas.
Los motores ya están calientes en la recta final hacia los comicios, y la campaña para llegar a la Casa Blanca sube de tono a cada minuto. La de esta noche será la última oportunidad en la que estarán cara a cara para atraer más votantes, mantener simpatías o generar rechazos.
Según las últimas encuestas, Clinton llega a esta noche con ventaja sobre Trump y se ha desmarcado considerablemente. 
Real Clear Politics, una web especializada, informó que la demócrata le saca 7 puntos al magnate, que llega a este cruce envuelto en denuncias de una decena de mujeres que fueron acosadas y abusadas por él. 
Desde la campaña de Clinton, hoy salieron a mostrar las visiones opuestas en cuestión. 
“Por un lado, está el mundo de Trump, marcado por tanto lenguaje intolerante y de odio que ya está teniendo un efecto traumático en niños que se preocupan por su futuro”, señaló la página oficial de la campaña de la demócrata. 
“Afortunadamente, hay otra opción -dicen los demócratas- Un mundo que se basa en el progreso construido en los últimos ocho años y cumple con la antigua promesa de nuestro país: que cada persona, sin importar de dónde vienen, a quiénes aman o como lucen, es valorada de forma igualitaria”. 
Clinton llevará hoy como invitados a dos republicanos conversos en un alarde por mostrar el vacío que sufre Trump en sus filas partidarias. 
Estarán la ex candidata a gobernadora de California y CEO de Hewlett-Packard, Meg Wittman, y al dueño del Dallas Maverick, un equipo profesional de basket de la NBA, Mark Cuban, un millonario e importante donante de campañas republicanas, ahora enfrentado a su candidato. 
Por su parte, el candidato republicano, que insiste en la posibilidad de un fraude electoral, publicó una serie de tuits en los que anticipó que si no gana “la historia recordará 2017 como el año en que Estados Unidos perdió su independencia”. 
Además, con el hashtag #DrainTheSwamp, Trump abogó por “limpiar el pantano”, en referencia a la corrupción en Washington, y sigue en su cuenta en la red social azuzando la filtración de documentos privados de la campaña Clinton.
El equipo de campaña republicano anticipó que invitó Pat Smith, madre de uno de los norteamericanos muertos durante el ataque a la embajada de ese país en Bengazi, Libia, en 2012, cuando Clinton era secretaria de Estado. 
También sentará en primera fila al medio hermano del presidente Barack Obama, Malik, un keniano muy crítico de Clinton. 
Esta noche cada contendiente tendrá 15 minutos para hablar en las seis secciones previstas: la deuda pública y los programas sociales, la inmigración, la economía, el Tribunal Supremo, los principales desafíos de la política exterior y el nivel de preparación de cada uno para ejercer la presidencia. 
El moderador será Chris Wallace, presentador del programa Fox News Sunday perteneciente a la cadena conservadora Fox News, que cubrió las elecciones de 2012 y también entrevistó al presidente Obama en cuatro ocasiones, como así al ex mandatario Bill Clinton.
La dinámica del debate comenzará con una pregunta de Wallace, que cada candidato podrá responder en dos minutos. También podrán responder a los comentarios del otro, después de que ambos hayan expuesto su visión y el moderador podrá realizar nuevas preguntas o comentarios.
Este debate fue precedido por dos cruces anteriores que se concretaron el 26 de septiembre cerca de Nueva York y el 9 de octubre en Saint Louis, Missouri.
Luego del primero, visto por más 80 millones de espectadores, Trump se mostró molesto con los cuestionamientos de Clinton, un descontento que contrastó con la satisfacción de su rival demócrata con su propio desempeño.
Horas antes del segundo cruce, se filtró a la prensa un video de 2005, en el que se escucha al empresario hablar de manera sexista y denigrante de las mujeres y jactarse del trato que un hombre de poder le puede dar a las mujeres.
Además del repudio generalizado, el episodio renovó las críticas en las propias filas republicanas, y ensanchó el abismo entre el candidato y la cúpula partidaria.
En el segundo debate, se trenzaron en discusiones y acusaciones personales, muchas veces ajenas a las preguntas de los moderadores y del público, en un marco de tensión y agresividad.
El público que presencie el debate de esta noche en vivo será exclusivamente alumnos de la Universidad de Nevada, familiares de los candidatos y asesores más cercanos.
Organizados por la Comisión de Debates Presidenciales, este cruce se podrá ver en Estados Unidos por las cadenas C-SPAN, ABC, CBS, Fox, NBC, CNN, FOX News, MSNBC y, en su versión con doblaje al español, por Telemundo y Univisión. 
En las redes sociales, ABC News lo transmitirá en vivo; también se podrá ver por el canal de youtube de NBC y Twitter tendrá una transmisión también en vivo con chat. El debate comenzará oficialmente a las 21 en el este de los Estados Unidos y 22 de Argentina. (Télam)

Compartir