Un alerta amarilla rige en Buenos Aires

Un alerta amarilla rige para la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense luego de dos días con temperaturas superiores a los 32 grados, mientras que para este viernes está previsto una marca similar y el pico será el sábado cuando se estima alcanzar una máxima de 35 grados.
El alerta es por 24 horas y es la segunda de las cuatro escalas que establece el Servicio Meteorológico Nacional para advertir a la población sobre los efectos de las altas temperaturas y, en función de ello, tomar medidas de prevención.
El color amarillo significa un riesgo de mortalidad leve a moderado y se instala cuando las olas de calor “pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellas con enfermedades crónicas, por lo que se requiere tomar medidas preventivas”.