“El avión de Egyptair se estrelló y se perdió”

Un avión de la compañía EgyptAir con 69 personas a bordo que salió de París y se dirigía a El Cairo desapareció de los radares, anunció este jueves la compañía en Twitter.
El vuelo MS804 despegó de París el miércoles a las 23h09 hora local (21h09 GMT) en dirección a El Cairo y luego “desapareció de los radares”, indicó la compañía.
El avión llevaba a 69 personas a bordo (59 pasajeros y diez miembros de la tripulación).
La aerolínea informó que  15 eran franceses, 30 egipcios, un británico, un belga, dos iraquíes, un kuwaití, un saudí, un chadiano, un portugués, un argeliano, un canadiense y un sudanés.
La compañía indicó que perdió contacto con el aparato a las 02h45 hora de El Cairo (00h45 GMT) cuando el avión ya estaba dentro del territorio egipcio y volaba a una altura de 37.000 pies (11.000 metros).
El avión de EgyptAir se habría estrellado en el Mar Mediterráneo, según autoridades griegas y francesas.
Según el Ministro de Defensa griego el avión viró antes de su descenso hacia el Mediterráneo: “A las 3:37 am hora local, inmediatamente después de que el avión entró en el espacio aéreo egipcio a los 97.000 pies el avión giró 90 grados a la izquierda y luego 360 grados a la derecha y descendió a los 15.000 pies y luego a los 10.000 pies cuando perdimos la señal”.

EL AVIÓN PERDIÓ CONTACTO CON EL RADAR A 280 KILÓMETROS DE LA COSTA DE EGIPTO, SEGÚN INFORMÓ LA AEROLÍNEA A TRAVÉS DE TWITTER.

“No se puede descartar ninguna hipótesis”, dijo  el presidente francés, François Hollande luego de afirmar que “El avión de Egyptair se estrelló y se perdió“.
Las condiciones eran claras y tranquilas. Y ningún grupo terrorista se ha adjudicado la desaparición. El capitán del avión acumulaba 6.275 horas de vuelo, y su copiloto 2.766.
El avión era modelo 2003 con 48.000 horas de vuelo.

Numerosos  familiares de pasajeros se reunen en el aeropuerto de El Cairo y en Charles de Gaulle como es habitual en estos casos en busca de información.

El pasado mes de marzo un vuelo de EgyptAir que iba de Alejandría a El Cairo fue secuestrado y desviado hacia Chipre por un hombre que decía querer reunirse con su exmujer. El secuestrador se entregó seis horas después sin provocar víctimas.