Un desarrollo del INTI optimizará la industria alimentaria y cosmética

Profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Industrial desarrollaron un método rápido y de bajo costo que permitirá evitar pérdidas económicas a las empresas que emplean aceite esencial de limón como insumo. Esta herramienta ayuda a conocer la calidad del aceite esencial de limón y anticipa transformaciones que, con el tiempo, afecten la calidad del aceite empleado en la elaboración de distintos productos como por ejemplo las gaseosas.
El aceite esencial de limón, que se realiza a partir de las cáscaras que descarta la industria de jugos, es un insumo importante para la industria alimentaria y cosmética, pero su enturbiamiento, que afecta su calidad, puede ser un inconveniente durante la elaboración de productos.

Consulta.
El trabajo surgió a partir de una consulta de la empresa Givaudan, que proveía este insumo para la saborización de gaseosas y requerían contar con una herramienta de análisis para controlar la calidad de su procesamiento y asegurarse que los aceites no tuvieran sustancias que causan su enturbiamiento con el paso del tiempo. “Desde el INTI desarrollamos un reactivo que permite saber a simple vista si el fabricante procesó correctamente o no el aceite esencial de limón así se puede predecir cómo será su comportamiento futuro”, explicaron Mariana Murano y Ricardo Dománico del Centro de Agroalimentos del organismo.
De acuerdo con Federación Argentina de Citrus, este año la Argentina alcanzará una producción total de cítricos del orden de 2.6 millones de toneladas y se consolidará como uno de los mayores productores mundial de limones.